Modesto Zapata: el intendente del Parque Industrial de Crespo

0
7

Esta semana, el director de El Observador, Cont. Fernando Huck, recibió la visita del ex intendente Modesto Zapata, nacido en 1931, quien con una memoria prodigiosa, recuerda hechos desde que Crespo tenía un poco más de 700 habitantes. En una larga y amena charla con este medio, dijo: “Tengo una trayectoria de muchos años a través de la municipalidad, donde recuerdo todas las obras que se realizaron en cerca de 10 intendencias, desde 1948 cuando ingresé, hasta junio de 1981, cuando me retiré de la función pública. En 1948 estaba de intendente Juan Vicario, ex ferroviario. Sin dudas que se encontró con un montón de trabajo, porque faltaba por hacer casi todo. Ahí tenía 17 años y mi padre era acopiador de cueros, lanas, tenía fiambrería, era camionero y hacía variados trabajos. Con Vicario el trabajo que se hizo fue el empadronamiento de los contribuyentes, porque muchos no estaban registrados en la municipalidad y también se registró en ese entonces a Barrio Azul, la Aldea San José y Barrio Negro (hoy Guadalupe). Se los citó a todos con los títulos propietarios y se los empezó a inscribir y a cobrar los impuestos. Había gente que no se anotaba y sin dudas que hubo que poner seriedad y empezar a organizarse. Era una situación incómoda para el intendente. En aquel entonces el patrimonio municipal en lo que hace a elementos para conservar las calles o prestar los servicios más necesarios, era una máquina niveladora de arrastre con un tractor de esa época, 2 carros de madera para transportar la carne del matadero hacia los puestos de carnicería, 3 tumberitos para juntar la basura, un regador modelo ´28 y un camión de sanitarios también muy viejos y no había otros elementos para trabajar. Se empezó a trabajar para recaudar fondos y lo mismo le pasó al Dr. Stieben que vino después de Vicario.

– ¿Cuándo y cómo lo nombraron intendente?

– Antes de mi intendencia, estuvo 3 meses el Arquitecto Vigiano designado por los militares. Él estuvo casi todo el período de Don Antonio Seimandi como jefe de Obras Públicas. Me nombraron el 17 de julio de 1976. Estaba el Brigadier Di Bello como gobernador, quien después de 4 años fue reemplazado por el Brigadier Aguirre. Oscar Goette quedó como secretario, como contador Schulz quien era mi auxiliar y en Obras Públicas, Viggiano, luego reemplazado por el arquitecto Juan C. Fernández Armesto. Lo primero que hago es nombrar un Consejo Asesor integrado por el Centro Comercial, LAR, Sagemüller, Rotary Club, Sindicato Molinero y otros, con quienes formamos un Consejo activo que colaboró mucho. Estaba Roberto Gidazevsky, Héctor Motta, el Dr. Eduardo Fernández Armesto, Víctor Canavesio, Ottón Sagemuller, Heinzencknecht, Don Carlos Pittavino y otros.

– ¿Qué recuerda de la Corporación de Desarrollo Proyecto Crespo 2000, creadora del Parque Industrial?

– Ya habíamos hecho las cloacas en Crespo, la Terminal de Ómnibus, una playa para estacionamiento de camiones y otras obras. La Corporación apareció en el año 78-79. Me hicieron llegar las necesidades que había en Crespo y de ahí surgió precisamente la idea de crear el Parque Industrial de Crespo, como objetivo principal. El dinero del Parque se reservó en el presupuesto de gastos de la municipalidad en el año 1980 y también a su vez en esa misma época se compraron 4 has y media de campo a Güttlein, que son donde está el Lago. En esa época vendimos el Matadero Municipal a la familia Jiménez y con ese dinero después el intendente siguiente, Jacinto Hamdam, hizo las 2 cuadras de asfalto desde el acceso hasta el cementerio. Cuando dejó la intendencia, lo nombran a Pedro Schaffner, quien era cuñado del gobernador Brigadier Ferreira. Con el tema del Parque Industrial enseguida nos pusimos de acuerdo. La Corporación me nombró, como intendente, presidente honorario y los 2 principales referentes fueron Fernando Huck y Héctor Motta. Con ellos siempre dialogábamos y hablábamos de las necesidades, hasta que compramos las primeras 14 hectáreas del Parque Industrial. Fueron muy entusiastas y me contagiaban. Yo vi así la necesidad de ese Parque, porque sin dudas hacía a la economía de Crespo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here