Miles de visitantes disfrutan de las playas entrerrianas

0
2

Según confirmó el gobierno provincial, el turismo dejó en la primera quincena de enero, más de $ 200.000.000 en Entre Ríos. La ocupación promedio rondó el 80% de la capacidad de alojamientos que tiene la provincia. Aseguran que un fenómeno que se está dando en esta temporada, es el crecimiento del número de entrerrianos que se quedaron en la provincia, disfrutando de las playas, termas, carnavales, eventos y fiestas propias, en vez de escoger otros destinos nacionales e internacionales.

Con una impecable playa y un amplio camping, Valle María atrae semanalmente a miles de turistas y es una opción en la costa del Paraná. A su fiesta de la playa, asistieron más 10.000 personas, generando un inusitado movimiento para la localidad.

En la misma costa, en Villa Urquiza, Hernandarias, Piedras Blancas y Santa Elena, las aguas del Paraná también son motivo de atracción. La pesca, los balnearios y la tranquilidad pueblerina, son otros atributos que tienen esas tierras, hoy muy demandadas por los turistas, llegados desde distintos puntos del país.

Más al norte, en La Paz, aseguran que fue exitoso el inicio del año en materia turística. A las termas, la pesca y las playas, se le sumaron eventos como la fiesta provincial “Cuando el Pago se hace Canto”; el Triatlón Internacional, que convocó a 700 corredores de Argentina y el extranjero y el Festival “La Paz Rock”, acontecimientos con convocatorias masivas.

En el centro entrerriano, junto al río Gualeguay, Rosario del Tala se transformó en una opción clara para los habitantes de la región y de otros lugares con su balneario “Delio Panizza”, donde arenales blancuzcos penetran la vegetación de montecillos, vislumbrandose una fauna silvestre que deambula en los parajes casi vírgenes.

El ministro de Turismo, Hugo Marsó, señaló que “el consumo turístico es un motor que potencia el comercio minorista y otros rubros vinculados a insumos, por la gran oferta de servicios que se prestan en la atención a los visitantes. Este ingreso se incorpora en forma directa a la economía, propiciando además una fuerte reinversión de las empresas turísticas y generando instalaciones e infraestructura y muchas fuentes de trabajo permanente, aún fuera de la temporada”.

Por su parte, el secretario provincial de Turismo, Raúl González, resaltó que la provincia vive una temporada a pleno y destacó el excelente estado y masiva concurrencia a las playas. Reconoció la incidencia de “la promoción e inversión” llevada a cabo desde el gobierno provincial y el incentivo al consumo de turismo interno realizado por el Ministerio de Turismo de la Nación. “Consideramos que todas los destinos de la provincia tienen algo para mostrar, ya sea por su historia, cultura o naturaleza. La decisión de veranear en la provincia se apoya en la variedad de destinos y la oferta de servicios e infraestructura de buena calidad. La naturaleza, tranquilidad y seguridad que brindamos a los turistas, hace que nos elijan para pasar sus vacaciones” acotó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here