Mauricio Macri: “Los enemigos no son los que piensan distinto”

0
5

MacriEl precandidato a presidente de la Nación por el PRO y jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Ing. Mauricio Macri, llamó por teléfono al programa “Mañana de Todos”, que conduce Nydia Schmidt por FM Libertad 98.3 de Crespo, para hacerse conocer mejor y contar cuáles son sus propuestas con miras a las elecciones presidenciales del 2015. Muy tranquilo y familiero en su relato, dijo que valora la decisión de miles de argentinos de sumarse a su propuesta y destacó los logros de su gobierno en Buenos Aires. Entre otros conceptos en su larga comunicación, extraemos algunas de sus opiniones. Al respecto dijo que: “a los argentinos no les prometo un milagro, sino que les digo que se sumen a armar un equipo, diciendo que se puede. No somos distintos por lo que decimos sino por lo que hicimos. Todo nuestro gobierno está en internet. Que pregunten a los que viajan a Buenos Aires y que les cuenten cómo estaba hace 6 años y cómo está ahora. Hay que animarse a creer y cada vez son más los que lo hacen. En mi caso estaba cómodo en el Club Boca Juniors. Fui el presidente más ganador de la historia y si me metí en la política, es porque amo a mi país y les tengo profunda fe a los argentinos. Si nos organizamos, vamos a demostrar lo que somos capaces. Hay miles de personas que todas las semanas se están sumando y espero que en Crespo y toda Entre Ríos en general, la gente se integre de la misma manera, porque todos tenemos un lugar donde podemos aportar. Es una responsabilidad de todos. El futuro nuestro es demasiado importante, para que se lo volvamos a confiar a los mismos que estuvieron en estos 30 años”.

– ¿No ve positivo que la presidente Cristina Fernández de Kirchner después de 8 años, participe nuevamente del Tedeum por la celebración del 25 de Mayo en la Catedral de Buenos Aires?

– Me puso contento que finalmente haya ido, porque es un gesto hacia esta nueva etapa que se viene, donde espero que el diálogo sea lo que reine en Argentina. Al menos en mi presidencia así será. Debe ser algo normal. Ni va a ser noticia que me reúna con el gobernador o intendente, porque está claro lo que queremos todos los argentinos, que una vez pasadas las elecciones, los que conducen trabajen juntos. Porque los enemigos no son los que piensan distinto, son el narcotráfico, la inseguridad, la inflación o la falta de una educación pública que nos garantice que los chicos tengan asegurado un mejor futuro. Son las cosas que tenemos que combatir y para eso hay que trabajar juntos. Argentina lo necesita…

– ¿Se puede lograr el diálogo…?

– Se debe lograr, porque es la única forma de convivir. Esta transformación que todo el mundo reconoce como maravillosa, que se ha hecho en Buenos Aires, la concretamos sin haber tenido la mayoría parlamentaria. Todas las leyes que se aprobaron, fueron acordadas con la oposición. Se pueden encontrar puntos de coincidencia, que es lo que corresponde. Debe ser aburrido para la gente escuchar a los políticos hablar de las diferencias con los otros políticos, a la gente no le interesa eso, sino saber qué van a hacer esos dirigentes, para que esté segura en su casa, para que tenga su trabajo, para que tenga un buen transporte público, para que haya metrobus en todas las ciudades, para que mejore la policía como se mejoró la Metropolitana en Capital Federal, para mejorar la educación pública, como lo hicimos en Buenos Aires, donde por ejemplo los chicos tienen Computación o Inglés desde 1° Grado…

– ¿Se puede combatir la inflación?

– La inflación es el impuesto más perverso que tiene un gobierno y la pagan primero los que menos tienen. Son 30 años que vienen gobernando los mismos, que nos han prometido de todo y han cumplido muy poco. Y se olvidaron de la gente, no entendieron que cuando alguien te vota y te honra con su confianza, tenés que devolverlo con hechos concretos, porque el cuentito lindo no le cambia la vida, son las transformaciones que hacen que las cosas funcionen mejor. En Buenos Aires, lo que le cambió la vida a la gente que andaba por la 9 de Julio, es un metrobus que le devolvió una hora y media por día de su vida al trabajador que salía a la madrugada y volvía con el tiempo suficiente solo para bañarse, comer y dormir. Ahora tiene más tiempo para ver televisión, estar con sus afectos, que se hizo con una buena política pública. Las autoridades electas, no porque ganan un comicio, son dueños del Estado, sino que deben ponerse al servicio de la gente. Si hace 30 años nos gobiernan los mismos y volvemos a elegirlos, estaremos equivocándonos. Llegó la hora de apostar a nosotros mismos, como lo hizo Alfredo De Angeli en Entre Ríos, hay que animarse a participar y sin necesidad de haber hecho política. Así como con un equipo de gente valiosa, transformamos Buenos Aires, se puede transformar Entre Ríos y todo el país. En Paraná estuve con Doña Rosa, un personaje que trabaja en su almacén desde que nació prácticamente. Está 14 horas por día en su comercio y me dice ‘Mauricio se puede, apuesto por Argentina’, lo mismo que Germán Palacios de Paraná, quien se está por recibir de ingeniero. La realidad es que depende de nosotros, no estamos condenados al éxito ni al fracaso, estamos condenados a nosotros mismos.

– ¿Qué necesita el PRO y Mauricio Macri para ganar las elecciones del 2015?

– Que los argentinos abran su corazón al cambio… Otras veces nos han hablado de cambios, pero nos engañaron, ya que no pasó nada. Lo nuestro es diferente y con solamente repasar la lista, escuchar a Alfredo (De Ángeli), te das cuenta que habla con el corazón o escuchar a Gabriela Michetti o al ‘Colo’ Mac Allister (ex futbolista profesional) o al “Gato” Romero (ex golfista profesional), quienes se metieron en la política para sacar a Argentina adelante. Se necesita un grupo de gente sana, honesta, con ganas de hacer, con capacidad de organizar, porque nada en la vida se hace sin equipo. Todo lo que se concretó en Boca fue armando un gran equipo y lo mismo en la ciudad. El futuro pasa por desarrollar las economías regionales y que Entre Ríos por ejemplo, pueda venderle al mundo todo lo que pueda exportar.

– En Entre Ríos se han producido cambios en los últimos años, de la mano de Sergio Urribarri y de Cristina Fernández de Kirchner, con más y mejor infraestructura: ¿Qué cree que le estaría faltando a la provincia?

– Es una provincia que hace falta que esté conectada al mundo, que tenga mejor logística, necesitamos una provincia que sin inflación pueda seguir un proceso de inversión. Tenemos la misma cantidad de pobres que hace 10 años y quiero que cada argentino tenga una luz en su camino, una puerta que se le abra y se le diga ‘por acá usted va a poder conseguir ser parte de una Argentina que avanza y se mueve’ y no que su único vínculo sea un plan, que está bien que esté, porque la gente lo necesita, pero no podemos condenarla a que sea su único vínculo con la sociedad. Esa persona tiene que saber que si ella quiere, se puede capacitar y con eso, va a tener un buen trabajo. La inflación no va a ser tema en mi presidencia porque vamos a saber administrar bien, el desafío es que no haya más pobres, porque en Argentina todos podemos elegir en qué trabajar y en qué estudiar.

– Lanzaron en Buenos Aires un plan para que todos los que no terminaron el secundario, lo puedan realizar. ¿Qué balance está dejando la etapa de inscripción?

– Muy bueno, hay 197.000 anotados, de los cuales 4.000 son de Entre Ríos, que nos presentan las materias aprobadas… Se estudiará por internet y habrá un lugar presencial donde van a poder dar los exámenes. Es muy importante este plan, porque no terminar el secundario, muchas veces es una limitación para acceder a algún trabajo. El primer paso para ser felices es no resignarse y poder elegir. Ojalá que juntos podamos generar esa sociedad donde construyamos familias y personas felices…

– ¿Qué va a pasar con los jubilados, en el caso de ser presidente?

– No estafarlos más… Nuestros abuelos, que trabajaron y construyeron esta Argentina, cuando llegan a su final, se sienten abandonados. En B. Aires hemos hecho centros de día, donde aprenden desde Tai Chi a Informática. Con esas capacitaciones, vuelven a sentirse parte. Y así tenemos otros programas, que están dando muy buenos resultados.

– Quienes visitan Buenos Aires, nos han destacado los logros en parques y plazas…

– Y los disfrutan los que menos tienen, porque quien tiene un jardín propio, no necesita de un parque. Los de la ciudad son una fiesta los fines de semana, la gente hace yoga, actividades aeróbicas, hay charlas de nutrición, de vida sana, se hacen chequeos… El desafío es hacerlos en todos los lugares de Argentina y lo pudimos hacer en Buenos Aires, terminando con los despilfarros, con la corrupción y el clientelismo.

– ¿Cómo hace y hará para seleccionar a los mejores funcionarios?

– Nací en una familia donde se organizaban las cosas y aparte en la Facultad, aprendí a conducir… Son muchos años de conducir gente…

– ¿Así eligió a su secretaria también…?

– Anita (Moschini) era la secretaria de mi padre, me conoce desde que tengo 5 años. Se había jubilado y la llamé, pero me dijo que estaba viejita. Vino a conocer mi oficina y le pedí de rodillas que haga una prueba, hizo una de 90 días y hoy hace 5 años que está en el gobierno…