Mattiassi habló de comunión a divorciados, celibato y del encuentro del Papa con carismáticos

0
17

1416 Padre MattiassiEl Papa Francisco estuvo reunido en Roma con 50.000 fieles del movimiento carismático venidos de 51 países, entre ellos argentinos, que lo ovacionaban a medida que durante una hora y media, hablaba y oraba con ellos. Francisco participó de la Asamblea Anual de la Renovación Carismática Católica (RCC), en la que se asegura que serían 71 millones los que practican una forma de expresarse, rezar y vivir la vida espiritual muy distinta a la católica tradicional y muy parecida a la de los “evangélicos renovados o carismáticos”.

El Padre Orlando Mattiassi, uno de los reconocidos sacerdotes carismáticos de Entre Ríos, dijo a El Observador, que este encuentro fue para él una alegría y no dudó en afirmar que “es un espaldarazo extraordinario para nosotros, porque el Papa dice cosas que yo vengo repitiendo desde 1974, lo de volver a los primitivos tiempos, del fervor, la alegría y del poder glorioso del Espíritu Santo”.

El sacerdote recordó que se sumó a este movimiento, “luego de participar de un retiro espiritual y carismático, que se hizo en Buenos Aires. Fue así que comenzaron a florecer grupos carismáticos como hongos por todos lados y produjo cierto escozor en la Iglesia Católica. Yo estaba en La Paz, desde donde me echaron en 1975, porque decían que revolucionaba el entorno. Nunca habían visto a un cura tan loco… Después de varios días de deambular por las casas de mis familiares, fui destinado a Paraná. Y hoy, los curas que me decían que era loco, que se reían, ahora hacen lo mismo que yo, porque va la gente…”.

– El Papa en su momento también estaba en contra de los carismáticos… 

– Sí. Pero se le ocurrió un día ir a un encuentro carismático al Luna Park (Bs. As.), conducido por católicos y evangélicos y (el Papa) se convirtió… Y su participación en Roma es otra señal. Con este Papa, se están dando hechos históricos en el mundo. Hace un año y meses que está y ya ha producido cambios muy importantes. Y ahora, van todos con él a sacarse fotos, esperando que les diga que los va a apoyar. El Papa tiene esa tendencia, no le podemos negar su deseo de programar, conducir, dirigir o mandar mensajes a los políticos para que mejoren el mundo. Eso está sucediendo. El Papa por el Espíritu Santo, que lo comenzó a experimentar en su vida, ahora está sacándolo de sí y lanzándolo afuera. La renovación carismática no es solo tener el Espíritu Santo, el asunto es sacarlo hacia las personas. El Papa se convirtió a Jesús y lo expresa de manera fuerte y dinámica a todo el mundo…

– ¿Cree que habrá más cambios trascendentes, como la eliminación del celibato, la autorización de comulgar a los divorciados…?

– En cuanto al celibato, hay que estudiarlo para no producir escándalos ni broncas, porque algunos creen que ser célibe, es lo mejor de la santidad. En el siglo III o IV, decretaron que los sacerdotes debían serlo, porque en ese momento estaba el maniqueísmo dominando la Iglesia a todo trapo, que consideraba malo muchas cosas, lo material era malo y aún eso nos queda y lo mismo pensaban del matrimonio. Entonces ¿cómo iban a poner sacerdotes casados, cuando el matrimonio era malo? Muchos quieren ser más cristianos que Cristo… Hay sacerdotes anglicanos que son iguales a nosotros, porque tienen la misma ordenación que los católicos, que entraron a la Iglesia y lo hicieron con su mujer e hijos… Es una injusticia con el resto…

– ¿Usted le da la comunión a los divorciados?

Les doy la comunión a los divorciados bien constituidos, que se han vuelto a casar… A veces vienen a la Iglesia, el hombre con sus hijos, la madre con los suyos y que tienen más hijos y a todos les dan contención, como padres que son. A ellos, hay que darles la comunión…

– Hay sacerdotes que no lo interpretan de esa manera… 

– Tengo en Gualeguaychú a un sobrino y a su señora que no se la dan. El Papa hace poco tiempo dijo que los sacramentos son remedios y no un premio. Es un remedio para el alma, no tenemos que ser tan santos. Lo discutí con Karlic (cuando era arzobispo de Paraná), cuando conversábamos sobre por qué no le daba la comunión a los divorciados. ¿Si no cumplimos algunas leyes meramente accidentales, no le vamos a dar la Eucaristía…? Hay que dárselas a los que ya tienen un matrimonio formado, no a los que vienen y van. El asunto es el amor que se profesen y que permanezcan unidos en el amor y manteniendo sus hijos.

– ¿Hay preocupación en la Iglesia porque hay cada vez menos vocaciones sacerdotales?

– Claro que sí, pero depende de varios factores. Primero, hay un erotismo tremendo en todos los medios o entrando a internet… y los chicos enloquecen la cabeza y no quieren ir más a ser curas, si tienen que privarse de todas esas satisfacciones… Después esta esa restricción que hay todavía, que si algún sacerdote peca con alguna mujer es un degenerado, es un no se qué… Este Papa ha dicho y lo dijo Juan Pablo II también, es una ley eclesiástica, no es bíblico. Es un concepto que nació del maniqueísmo. San Agustín fue maniqueo y después se convirtió… Se quiere imponer a los demás que sean ángeles, que vivan del aire. Esa no es la elección de Jesús. La elección de Jesús es humana y llena de amor de Dios…