Massuh a favor de la desfederalización de la lucha contra la droga en E. Ríos

0
1

Massuh con El ObservadorLa semana pasada, el jefe de la Policía de Entre Ríos, Crio. Gral. Héctor Massuh, en un extenso reportaje con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador habló sobre la actualidad de cada una de las actividades de la policía en la provincia.Sobre la relación que el consumo de drogas tiene con los hechos de inseguridad, el funcionario remarcó que dichas sustancias, “traen aparejado un grado de violencia que algunos delincuentes aplican para justamente poder obtener algo rápido. No es nada planificado, seguramente los boqueteros que abren un techo o una caja fuerte de una empresa, no van drogados. Son sujetos que lo planificaron. En la provincia, son pocos los asaltos a mano armada que se registran. Más bien hay delitos menores, como arrebatos, que muchas veces terminan siendo graves, porque una persona de edad que va con una cartera y le arrebatan la misma y cae al piso, se puede lesionar”.

Sobre la legalización de la marihuana en Uruguay, Massuh indicó que “no estoy de acuerdo, pero son políticas de Estado. Creo que los organismos nacionales que tienen jurisdicción sobre el río, tendrán que reforzar las medidas, porque estamos cruzando en algunos lugares hasta casi caminando, cuando baja el río. Uruguay tendrá que poner su cuota de control, porque puede entrar un contrabando de una sustancia que acá no está permitida. El tema drogas es algo que todos los países quieren desterrar y todos prueban distintas metodologías. Mundialmente no hay ningún lugar donde se diga ‘acá se desterró’. He estado en naciones desarrolladas y sin embargo, este flagelo está presente. Más allá que se enfoque como un tema de salud, porque el adicto tiene que ser tratado, hay que atacar la economía de estos ‘traficantes de la muerte’. Por otra parte, es importante el rol de la familia, la integración de la misma, porque la droga no entra en sectores determinados, sino en todos los sectores sociales. Hay droga, porque hay consumo y hay consumo porque nadie ha revertido esa cuestión”.

– ¿Cuál es hoy su opinión en relación a la desfederalización de la lucha contra los delitos por droga?

– Están trabajando en un proyecto el ministro de Gobierno (Adán Bahl), el senador Cresto y autoridades judiciales. Es una ayuda más que vamos a darle a la lucha contra el narcotráfico en coordinación con los Juzgados Federales. Va a ser una importante herramienta para nosotros…

– ¿Cualquier comisario podría intervenir…?

– Siempre con la orden del juez y debe haber una cierta certeza y elementos que se deban reunir para llevar adelante un allanamiento… El año pasado hicimos más de 400 procedimientos por drogas, con casi 200 personas detenidas…

– ¿Cómo se sienten los policías, cuando arriesgando su vida detienen a delincuentes, que al rato quedan libre por la justicia…?

– Es nuestra función. No podemos polemizar. Tenemos que cumplir lo que dice la ley. Es una cuestión que tampoco podemos quedarnos con eso y no hacer nada. Todo lo contrario. Estamos para cumplir y lo ponemos a disposición de la Justicia…

– Usted tiene 40 años de servicio y 9 como jefe y casi 14 como comisario general. Si el próximo gobernador se lo pide, ¿seguiría al frente de la Policía?

– Falta mucho todavía para eso. Tengo que pensar en mañana y ver cómo hago para darle la seguridad a los entrerrianos. Uno ya tiene unos años y hay gente joven que viene ocupando distintos puestos en las departamentales, como en la plana mayor, muy bien formada, que indudablemente puede suplantar a quien sea y hacerse cargo de esta institución. Las gestiones que se personalizan son malas, hay que saber que la institución tiene que seguir funcionando, sino todo lo que se ha hecho, no va a servir de nada. No obstante, en toda función, eso de estar cambiando permanentemente, hace que alguna institución no tenga una proyección en el tiempo, entonces cuando uno tiene estabilidad, puede ir planificando y proyectando qué policía quiere. Por eso se hicieron muchas cosas, en lo tecnológico, en la capacitación, se llevó a nivel universitario los oficiales, contamos con la mejor tecnología respecto a otras policías, tenemos laboratorios de primera… Tratamos de mejorar hasta los uniformes de los policías. Se hicieron muchas cosas, pero justamente eso me lo permitió el tiempo, para poder programar y sin lugar a dudas, fue muy importante el respaldo del gobernador y del ministro (Adán Bahl), para que pueda trabajar libremente en el buen sentido, dentro del marco legal.