María Grande: Una buena alimentación acompaña una correcta educación

0
35
El Equipo de Promoción de Hábitos Saludables junto a un grupo de estudiantes durante la capacitación

Durante el mes pasado, el Concejo Deliberante de María Grande sancionó la ordenanza que regula la implementación de los kioscos saludables en las instituciones educativas. El proyecto en cuestión fue impulsado en 2016 desde el Hospital “Dr. Francisco Castaldo” a través de su director Martín Ginestar y de la profesional Nimcy Spessot. Posteriormente se sumaron Ayelén Schamle y Melina Franco, conformando el Equipo de Promoción de Hábitos Saludables del municipio. Precisamente Franco dialogó con El Observador sobre los aspectos salientes del proyecto.

– ¿Cómo nace esta idea?

– El Equipo de Promoción de Hábitos Saludables empezó a trabajar hace aproximadamente tres años. Nos abocamos mucho al trabajo con las escuelas, donde lo vimos como una necesidad importante. Si bien nosotros hicimos capacitaciones con el objetivo de que los docentes estén informados de lo que es una alimentación saludable, en qué consiste y cómo transmitírsela a los chicos, pasaba que los alumnos salían del aula y terminaban cayendo en el kiosco. Se terminaba dando un doble mensaje que no coincidía porque se trabajaban los contenidos pero faltaba educar con el ejemplo y poder ofrecerles a los chicos opciones que los alimenten y no que únicamente los llenen. Entonces empezamos a trabajar con más firmeza. De las cinco escuelas primarias en la ciudad, dos ya están trabajando con el kiosco saludable, en tanto que en otros establecimientos es más reacio el cambio. Decidimos trabajarlo a través de la ordenanza para tener un respaldo legal.

– ¿Cuáles son los aspectos más relevantes de la ordenanza?

– Consiste puntualmente en la existencia y funcionamiento de un kiosco saludable en el establecimiento educativo. Hay un listado de alimentos permitidos y nosotros seríamos el organismo controlador, la idea es hacer recorrida por las escuelas dos veces al año, hacer una inspección del kiosco y premiar en una primera etapa a aquellos kioscos que estén cumpliendo con la ordenanza, o sea que sean 100% saludables. Serán premiados con un kit de alimentos que puedan vender y la intención a futuro es poder entregar algo que necesite la entidad educativa. Además de este tema se efectuarán trabajos en lo que respecta a la cultura institucional, nos referimos a comedores, meriendas y demás. También cuando se los premia a los chicos, estamos acostumbrados a ver que en juegos reciben golosinas o alimentos que no son de buena calidad como recompensa. Eso también estamos tratando de trabajarlo para que no se establezca esa relación que no es buena. Estamos buscando alternativas y ofreciéndoles ideas a los docentes para que puedan trabajar estas cuestiones.

– ¿Se aplica solamente en escuelas primarias?

– Primaria y secundaria. Por ahí generalmente en las primarias los kioscos son administrados por los docentes, entonces estamos trabajando sobre las mismas personas. Con las secundarias se trabaja diferente porque muchas veces son los centros de estudiantes los que llevan adelante su funcionamiento. Ya tuvimos capacitaciones con los chicos, pero se trabaja de una manera distinta.

Las profesionales en plena charla explicativa. Melina Franco (izquierda) dialogó con El Observador

– ¿Existe obesidad en los chicos de la ciudad? ¿Preocupa?

– Las estadísticas a nivel nacional y provincial indican que tres de cada diez chicos tienen sobrepeso u obesidad y es una tendencia en aumento. Lo corroboramos con el equipo cuando vamos a las escuelas, si bien no hemos podido hacer un estudio específico, se puede observar esa tendencia. Es un problema grave, no solo la obesidad, sino las enfermedades que están relacionadas con eso como la diabetes, la hipertensión, el colesterol elevado y demás. Eso es algo que se ve hoy en día mucho más frecuente en chicos, cuando antes se observaba en gente adulta.

– Con el Equipo vienen trabajando en otros campos.

– El Equipo de Promoción depende de la municipalidad, todos los años presentamos un proyecto con un cronograma de actividades y se va renovando. Este 2019 nos abocamos mucho más tiempo a las escuelas, pero en general hacemos todo tipo de actividades. Hemos hecho tareas en las instituciones deportivas, conmemoramos el día de la diabetes, hipertensión, controles de la salud, evaluaciones nutricionales en plazas, en sendas para caminar y demás. Estamos siempre en lugares con concurrencia masiva para concientizar sobre la importancia que tiene mejorar los hábitos.

– Esto es un incentivo para seguir con otros proyectos.

– Nos ayuda a seguir adelante con los objetivos que tenemos. El año pasado también tuvimos intervenciones en sanciones de otras ordenanzas como la de ambiente libre de humo o el agregado de sal en panaderías, así que estamos contentas porque nos parece que de a poco, no sólo vamos logrando legalmente una ayuda sino que también notamos que hay una mayor conciencia en toda la sociedad sobre la importancia de mejorar hábitos alimenticios. Asimismo nos sentimos valorados en nuestro trabajo. Hay mucha mayor conciencia y un mayor interés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here