Manuel Gabás: “Este modelo económico está destruyendo a las PyMES”

1
14

El dirigente de la “Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios” (APyME), Manuel Gabás, participó del programa “Grandes Reportajes” de Canal 6 ERTV, habló sobre el presente del sector y analizó las principales problemáticas a resolver para frenar el cierre de cientos de comercios e industrias.

– ¿Qué análisis hacen sobre la situación de las pequeñas y medianas empresas en Argentina?

Estamos en una situación crítica. Nosotros planteamos que el sector de los asalariados y las pymes, son 2 caras de una misma moneda. Cuando pierden poder adquisitivo los trabajadores, las pequeñas y medianas empresas vendemos y producimos menos. Estamos muy atados al mercado interno, por lo que el comercio va a vender más cuando más mano de obra haya y crezca el poder adquisitivo de los asalariados. Las empresas que exportan son solamente el 1% del total que hay en Argentina y si bien es un aporte importante para el país, porque ingresan divisas, se necesita fundamentalmente fortalecer el mercado interno. Este modelo económico está destruyendo a las pymes…

– Las estadísticas marcan que hay cientos de locales comerciales cerrados y otros que están en ese camino…

– En Paraná, no hay arterias donde no haya 3 ó 4 locales desocupados. Hablamos del micro-centro y de otras calles importantes, como Gualeguaychú, Almafuerte, Churruarín, Avenida de las Américas, Don Bosco… Están muy bajas las ventas, hoy muchos negocios trabajan a pérdida y los que han caído, son los más débiles, con locales de menos de 60 metros cuadrados, siendo el rubro textil el más castigado. El presidente del Parque Industrial “General Belgrano” de Paraná, comentó que se perdió un 10% de puestos de trabajo en el sector industrial. Han cerrado talleres metalúrgicos, de gráfica, mecánicos, muchos de ellos familiares. Esto viene de ese primer golpe que tuvimos, a principio del 2016, cuando el dólar pegó el primer salto, se eliminaron las retenciones y pagamos la materia prima a valor internacional. Asimismo, aumentó la energía eléctrica, el gas, el agua y eso generó una quita del poder adquisitivo en la gente, que repercutió en el comercio, en las industrias y aumentó la desocupación, porque se produce menos y hay menos actividad. De acuerdo a los registros de AFIP, en 2018 fueron 10.800 las empresas que dejaron de existir en el país. Hoy son pocos los sectores productivos que están rindiendo, salvo el sistema financiero. Tengo una actividad comercial y no veía, desde hace varios años, que el sueldo de un empleado de comercio esté ya en el segmento de pobres. Según el INDEC, en marzo, una familia tipo para no ser pobre debe ganar $ 28.500 y hoy el sueldo líquido de un empleado inicial está por debajo de esos ingresos. Y hay muchos otros que están más abajo aún…

– ¿Y qué soluciones ve a corto plazo… o qué se hace mientras tanto?

– Es complicado, lo último que uno hace, es no pagarle a tus proveedores. Primero no le pagás al Estado y negociás con tus empleados, de pagarle por semana o por quincena. El empresario tiene  impuestos, alquileres, la luz, el gas para la industria y la suma de eso, te va destruyendo. La AFIP es implacable: te embarga la cuenta corriente cuando pasás meses sin hacer tu pago por las liquidaciones tributarias y ahí se tiene otra cuesta arriba o te dan un plan que no podés pagar, porque estás con deudas…

– ¿Qué debería hacer el gobierno nacional?

– Necesitamos un proyecto de desarrollo del mercado interno, con políticas activas para proteger la industria nacional, que es la que genera la mano de obra genuina. El modelo neoliberal no nos contiene y se ven muy claro los resultados. Del sector financiero, 4 bancos, de los cuales 3 cotizan en bolsas, presentaron en la memoria ganancias en un año del 200%, mientras tanto, la industria trabaja a pérdida y van cerrando. Algo está mal. Otro sector privilegiado que presenta balance de ganancias extraordinarias, es el que componen las que producen gas, petróleo y combustible. Mientras que una empresa líder de comestibles tuvo una pérdida de 6.200 millones de pesos, un banco ganó 3.800 millones de pesos en un trimestre. Es clarito a quién beneficia este modelo económico. Queremos una economía inclusiva, social… Argentina es muy rica, puede producir alimentos para 400 millones y hoy tenemos 10% de desocupación que pasaron a ser indigentes. La única manera de salir va a ser con un gran acuerdo de los sectores, ver qué cedemos cada uno para que el país vuelva a ordenarse y a crecer…

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here