Macri: “Hoy podemos decir que Argentina está mejor parada que en el 2015”

0
33

Al inaugurar el 137° Período de Sesiones Ordinarias del Congreso Nacional, el presidente Mauricio Macri convocó a los argentinos a “lograr acuerdos que necesitamos para proyectar nuestra Argentina a 30 años”, ratificó que “estamos mejor parados que hace tres años” y sostuvo que “somos la generación que está haciendo un cambio muy profundo y verdadero”.

 

“Hoy tenemos una mejor calidad democrática, instituciones más sólidas y transparentes, una mejor infraestructura y una mejor relación con el mundo que en 2015”.

 

Recalcó que “se está acabando la impunidad” en la Argentina sobre la base de un gobierno que “respeta la independencia de la Justicia”.

 

Puntualizó que ahora existe “un Estado que combate las mafias y previene la corrupción” y pidió que “cada quien que se oponga” a la recuperación por ley de los bienes malhabidos “diga dónde está parado y a quién quiere proteger”.

 

Macri puso de relieve, también, entre los logros alcanzados, la inserción del país en el mundo, la baja del déficit fiscal y la apertura de nuevos mercados en el exterior, que fortalecen la creación y crecimiento de las PyMEs y representan fuentes de trabajo genuino.

 

Anunció, además, un aumento del 46 por ciento, a partir de este mes, de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que ya tiene 4 millones de beneficiarios.

 

En la parte final de su discurso de casi una hora, Macri enfatizó que “no dejemos que los predicadores de la resignación y el miedo le ganen a la esperanza”.

 

“Argentinos, nuestro tiempo es hoy. Porque nuestra esperanza es fuerte”, puntualizó.

 

 

“Decidimos dejar de patear los problemas para adelante para empezar a mirar la realidad de frente. Entendimos que el país depende de nosotros y de nadie más”.

 

“¿Cuántas veces en nuestra historia elegimos el camino del atajo? ¿Cuántas? Y, ¿siempre terminamos pagando las consecuencias?”

 

“Todos entendimos las consecuencias de no cambiar, de seguir tapando agujeros sin enfrentar los problemas estructurales de fondo. Por eso, tomamos la decisión de hacer juntos lo que durante muchos años ninguna generación se animó a hacer”.

 

“No es tarea sencilla, todos lo sabemos muy bien. Cambiar en serio implica atravesar dificultades. Y, hablando de dificultades, el año pasado nos puso a prueba en muchos sentidos: cuando estábamos empezando a crecer y ver resultados concretos, asomando la cabeza, cambiaron las condiciones y surgieron nuevos desafíos que tuvimos que enfrentar. Todavía estábamos frágiles”.

 

“Juntos estamos construyendo los cimientos más profundos. Con obras que empiezan y terminan, que valen lo que cuestan; con rutas y autopistas más seguras; con trenes, puertos y aeropuertos que conectan al país; con conectividad en hogares, escuelas y municipios donde antes no llegaba Internet; con debates que nunca habíamos dado como sociedad y que muestran que los argentinos maduramos”.

 

“Los cambios profundos requieren paciencia. Muchos van a pensar “pero yo estoy peor que hace unos años”, o “todo me cuesta más”. Y, algunos me van a recordar que el año pasado, aquí, dije que lo peor ya pasó. Y tienen razón… Pero, también les quiero decir que lo que estamos logrando los argentinos es enorme, enorme, porque estamos haciendo crujir estructuras viejas y oxidadas. Estructuras muy arraigadas que seguían beneficiando a los de siempre. Y, todos los días batallamos para cambiarlas con honestidad y determinación”.

 

“Lo que estamos haciendo no tiene vuelta atrás, porque el paso que dimos implica pensar y vivir de una nueva manera. Ya no nos da todo lo mismo”.

 

“Ya no aceptamos que nos mientan, que nos oculten datos relevantes o que pongan en jaque la institucionalidad de nuestra democracia”.

 

“Ya no creemos en las soluciones mágicas porque sabemos que las transformaciones profundas llevan tiempo… Y, no es casual que hoy yo esté acá. Si estoy liderando este camino de largo plazo es porque los argentinos elegimos avanzar. Si hoy estamos donde estamos, si pudimos dejar atrás momentos malos como los que pasamos, es gracias a todos ustedes”.

 

“Hace poco recibí un mensaje de una mujer que decía: “Quería contarles que este año, con mi esposo, no nos fuimos de vacaciones, pero conectamos las cloacas e instalamos el agua corriente. ¡No se imaginan lo que se siente!” Claro que no se imaginan lo que se siente con algo tan simple, agua limpia. Cloacas y agua limpia. Algo tan básico… Era necesario empezar por lo más básico. Por los cambios profundos. Los cambios de fondo”.

 

“Hoy podemos decir que la Argentina está mejor parada que en el 2015. Mejor no significa que ya estamos donde queremos estar, sino que hemos salido del pantano donde estábamos… Que sea difícil y que lleve más tiempo no quiere decir que sea imposible. Quiere decir que lo que estamos haciendo es importante, es de verdad y es para siempre”, fueron algunas de las frases del discurso del presidente de la Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here