Maciá: Asociación que ayuda a niños y jóvenes con importantes proyectos para 2013

0
7

representacion ongLa ONG “Maciá por los Niños” nació a mediados de 2004, por iniciativa de un grupo de vecinos preocupados por la problemática de algunos menores que deambulaban por las calles de esa ciudad. Después de varias reuniones, se creó un servicio destinado a chicos de 5 a 12 años con derechos vulnerados, implementando un Centro de Día, desde el 1 de junio de 2005. Para dicho proyecto, se logró el apoyo del ex Consejo del Menor (actual COPNAF) y de su entonces presidenta, Dora Jávega, más la colaboración del senador provincial de ese momento, Dr. Luis Manuel Leiva y de numerosos vecinos que brindaron su aporte.

La presidenta de la entidad, Ángela R. Díaz, en declaraciones a El Observador se mostró muy contenta con las actividades que están desarrollando y explicó que “los niños que concurren a la institución, lo hacen de 8.00 a 12.00 y de 15.30 a 18.00. Se trata de alumnos de escuelas locales y en colaboración con sus directivos y docentes, se logró evitar la deserción y repitencia en esas franjas etarias”.

Los niños son contenidos en una casa que tiene varias dependencias, con sanitario, cocina, salas para estudio, recreación y patios con una extensa arboleda. “Desde hace varios veranos, se cuenta también con una pileta y con espacios para huerta y jardín” contó Díaz, quien agregó que en este período “hemos concretado talleres de pintura en tela, manualidades con elementos reciclados, prácticas de voley, fútbol y otras disciplinas, actividades de recreación y en la pileta. De marzo a diciembre, es muy importante el apoyo escolar que se ofrece, al igual que los talleres de lectura, escritura o computación”. Acotó que “este centro cuenta con un coordinador, docente y técnico en minoridad, una maestra de apoyo, operadores comunitarios, promotores de derechos y ordenanza”.

Cuando se la consultó sobre las mayores problemáticas que ve en la niñez y juventud de Maciá, la dirigente no dudó en afirmar “la repitencia y la deserción que se da en el nivel secundario, en especial de niños de 12 años, muchos de los cuales han concurrido a nuestro Centro de Día, que terminan 6º grado sin mayores inconvenientes y no logran superar el primer año del secundario. Este es un problema que requiere un profundo análisis de parte de las instituciones educativas y de todas las organizaciones sociales involucradas en la educación. Para nosotros, es como ver destruido lo edificado a lo largo de la niñez, ya que vuelven a la calle por aburrimiento o por no tener actividades adecuadas a su edad”.

Díaz contó que “en 2013 seguiremos trabajando para que los niños en situación de calle se integren a otros grupos de chicos a través de acciones motivadoras, acordes a sus necesidades, que reciban contención y atención, especialmente en apoyo escolar, tendiente a lograr la preciada oportunidad de mostrar sus capacidades y recibir valoración. Queremos que desarrollen la autoestima, alentando la participación sin miedo a la frustración, que tengan igualdad de oportunidades con sus pares. Por otra parte, seguiremos con los talleres de panadería, música, manualidades, tejidos a manos, artesanías, creaciones en bijouterie y realizaremos intercambios con otras instituciones y centros de día”.

Para solventar las actividades, la presidente de la asociación contó que “el Consejo Provincial de la Niñez, Adolescencia y Familia, de acuerdo con un convenio que se firma cada 2 años, otorga un subsidio para el pago del alquiler del local, para el mantenimiento, desayuno, merienda y pago del personal. La comunidad de Maciá, demostrando su notable solidaridad, nos provee continuamente de ropa, calzado, libros, revistas, material didáctico y electrodomésticos. También contamos con una biblioteca, computadoras y televisión por cable gratuito proporcionado por Telema SA., elementos para deportes, heladera, horno pizzero, cocina, ventiladores, calefactores y demás, es decir contamos con un buen equipamiento que se va renovando con donaciones de los vecinos”.

La dirigente expresó que están muy conformes con lo realizado “pero siempre deseamos brindar más, por ejemplo atender a los adolescentes que inician la secundaria, que tengan un lugar donde se les brinde aprecio, aceptación y confianza y sobre todo, evitar el abandono de la escuela con las consecuencias negativas que esto conlleva para su futuro. Para cumplir con estos anhelos, se necesitaría contar con un local propio, con sala de computación adecuada y actualizada, más personal… Al edificio propio lo tendremos seguramente en algún tiempo no muy lejano, pero por hoy, ese sólo es un anhelo. Esperamos el apoyo económico de fundaciones, instituciones, empresas o personas solidarias para poderlo concretar y lo importante es gestionar para seguir ayudando como lo estamos haciendo” finalizó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here