Ludi (FETAC): “No era momento para hacer un paro”

LudiLos empresarios dedicados al transporte de granos realizaron esta semana un paro (finalizó el jueves), el que generó una nula actividad en los principales puertos del país. La medida se desarrolló con la participación de la mayoría de las entidades del sector, que representan a más 180.000 camioneros. Los transportistas, además del incremento en las tarifas, exigían un plan de renovación de flotas acorde a las necesidades del sector, el incremento de la seguridad en las zonas portuarias con presencia de fuerzas nacionales, subsidios en los peajes e inversiones en infraestructura vial y accesos a las estaciones marítimas.
Hermes Ludi, dirigente de la Federación Entrerriana de Transporte Automotor de Cargas (FETAC), en diálogo con FM Libertad 98.3 expresó su desacuerdo con esta medida y remarcó que “nuestra principal fuente de trabajo es el campo, que en estos últimos meses ha recibido los castigos climáticos que todos sabemos, que perjudicó la cosecha y nosotros también sufrimos las consecuencias, porque hemos tenido que salir de los campos con la mitad de la carga, que es algo que los muchachos que dispusieron el paro, no han tenido en cuenta. Somos conscientes que los números no nos dan, que es necesario un aumento, había que lograrlo negociando, pero trabajando. Esta semana tuvimos hermosos días de sol, después de más de un mes de estar parados prácticamente por las lluvias y no se pudo hacer nada durante 4 días. Los transportistas estamos desesperados por viajar, porque tenemos que comer y ahora resulta que nos impusieron un paro que nos impidió movilizarnos… Es cierto que la ganancia que tenemos es muy pobre, pero no era el momento de hacer un paro”.
Ludi ejemplificó que por un flete desde el norte argentino “nos pagan entre $ 27.000 y $ 30.000. De ese monto, tenemos $ 14.000 de gas oil o sea que el 50% te lo lleva el combustible. Del 50% que queda, la mitad es para el pago del chofer, aportes por leyes sociales y al sindicato. O sea, nos queda un 25% para el mantenimiento, seguro, patente, impuestos, peajes y para vivir. Hacés los números y te querés morir”.
– El flete por camión sigue siendo más caro que con otros medios de transporte…

– El traslado de una tonelada de cereal desde el norte al puerto cuesta U$S 69 dólares y en barco, desde Argentina a China, U$S 39, pero nosotros no tenemos la culpa de eso. ¿Los malos somos nosotros…? No, si el 50% es combustible y una gran parte del otro 50% es impuestos. Tenemos todo caro, pero no somos nosotros los responsables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.