Lucas González: El vecinalismo respondió acusaciones de la UCR

Una fuerte polémica se desató en esta comunidad entre el vecinalismo y el radicalismo por la ocupación del cargo de Juez de Paz. La mecha se encendió mediante un comunicado enviado por la UCR hacia los medios de la provincia, donde se acusa al intendente Luis Hanemann de haber efectuado un acuerdo con que el gobernador Gustavo Bordet para que éste designe al hijo del presidente municipal como ocupante de dicho puesto. La respuesta por parte de la gestión que gobierna la ciudad, no se hizo esperar. En ella se aduce que la “movida” contra el intendente es impulsada por un grupo menor de dirigentes que buscan desde hace tiempo, atacar la gestión.

 

La denuncia: “La UCR de Lucas González expresa su más enérgico repudio a la incorporación del hijo del intendente Luis Hanemann y de la secretaria general municipal Cristina Boeri, en la terna de candidatos para ocupar el cargo de Juez de Paz dado que el mismo presidente municipal habría anunciado en sus círculos sociales que tiene un acuerdo con el gobernador Bordet para que sea seleccionado el abogado Leandro Hanemann de entre los tres candidatos.

Dicha terna fue enviada por iniciativa del mismo intendente para que se trate en el Concejo Deliberante y de aprobarse ya sería remitida al gobernador. Lo escandaloso es que Luis Hanemann incluyó a su propio hijo en el proyecto de ordenanza que se remitió, lo que consideramos una falta de respeto a los otros candidatos así como también a la población en su conjunto por el harto desprecio que se hace de las instituciones.

De ser Juez de Paz, Leandro Hanemann será un eslabón más en la cadena de nepotismo que ha armado Luis Hanemann en la localidad. Desde 2011 su mujer Cristina Boeri es secretaria general municipal y hace dos años con la anuencia del gobernador Bordet y el ex ministro Mauro Urribarri, colocó a un amigo de su hijo que vivía en Paraná, Dr. Enrique de la Cruz Ríos, como Jefe de la oficina local del Registro Civil; y como empleada  de la misma repartición a Karen Ulman, novia de Leandro, su hijo y futuro juez.

De seguir así Lucas González se convertirá prontamente en una especie de feudo donde una familia y sus amigos monopolicen todos los cargos públicos y gestionen el Estado Municipal como si fuera de su propiedad contradiciendo la idea rectora de todo el vecinalismo a lo largo y ancho de la provincia que participen todos sin importar el color político”.

 

La respuesta: “El Partido Unión Vecinal hace saber su enérgico repudio y rechaza el comunicado de la UCR en el cual falsamente hablan de un acuerdo entre el gobernador Gustavo Bordet y el intendente Luis Hanemann para que su hijo ocupe el cargo de Juez de Paz de la ciudad. Como es de público conocimiento, la Ley Orgánica de Municipios de Entre Ríos Nº 10.027, establece en su artículo 95º que corresponde al Concejo Deliberante designar en sesión especial las personas que han de formar la terna que luego ha de remitirse al Poder Ejecutivo provincial para el nombramiento correspondiente. En este caso, el presidente municipal hizo exactamente lo que correspondía, es decir, remitir al Concejo Deliberante la nómina de aspirantes para que este órgano deliberativo designe la terna, dejándose aclarado que, en este caso concreto, los aspirantes eran solamente tres personas.

En absoluto es contrario a la ley ni reñido con la ética que el hijo de un intendente, que cumple con los requisitos exigidos por el ordenamiento jurídico vigente pueda aspirar a cubrir un cargo en la Justicia, por el contrario, sería discriminatorio y anti ético negarle la posibilidad a una persona de postularse para cubrir tal cargo.

La Constitución Nacional en su artículo 16º establece que todos los habitantes son iguales ante la ley y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad, y en este caso, corresponde resaltar que el cargo de Juez de Paz es un cargo de la justicia y no del municipio y que no es al intendente a quien corresponde designarlo. Por el contrario, quienes estarían violando las disposiciones legales e incurriendo en un acto de discriminación y falta de ética pública, confundiendo con falacias a la gente serían estos pocos dirigentes políticos de la UCR de Lucas González, pues es clara la Ley 23.592 de Actos Discriminatorios cuando expresa: ‘Quien arbitrariamente impida, obstruya, restrinja o de algún modo menoscabe el pleno ejercicio sobre bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional, será obligado, a pedido del damnificado, a dejar sin efecto el acto discriminatorio o cesar en su realización y a reparar el daño moral y material ocasionados’.

Cabe resaltar también que, de acuerdo a lo previsto en la Constitución de la provincia, no son el intendente ni el Concejo Deliberante quienes realizan la designación de un Juez de Paz, sino que es una atribución del Ejecutivo provincial”.

Luego profundiza afirmando que “estas falsedades y continuas malas intenciones forman parte de la permanente conducta que vienen teniendo algunos pocos dirigentes de la UCR, que nada tienen que ver con el pueblo y con las familias radicales que en su gran mayoría acompañan y apoyan al vecinalismo luquense (…). Por tal motivo desde el Partido Unión Vecinal les solicitamos a esta minoría de dirigentes de la UCR local, que se abstengan de continuar con estas falsas, arteras y tendenciosas maniobras de la vieja política que la gente repudia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.