LPF: Le faltaron el respeto a los chicos, a los padres y al fútbol

0
3

futbol 6Es sábado, el sol de una pasajera primavera brilla imponente. Adolescentes y chicos, promesas de nuestro fútbol, invaden diferentes escenarios de una nueva fecha pautada. Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que la pelota giró. Terminó el receso invernal, pasó el día del niño, y al fin aparece la posibilidad de hacer lo que tanto les gusta: jugar a la pelota.

Es sábado, la Liga Paranaense de Fútbol ha determinado jugar una doble jornada para recuperar fechas. Doble alegría para cada uno de los gurises. Están los equipos, las casacas relucientes, algunos padres que se acercaron a la cancha para alentar al piberío, está el fútbol, pero… faltan los de negro, faltan los jueces. Exponentes centrales en una competencia bien organizada. ¿Qué sucedió? Desde su costado se dijo que no fueron informados. En cuanto a la LPF, se pidieron disculpas argumentando que “por error involuntario y humano, se traspapeló la hoja con la designación de los árbitros, razón por la cual no fueron notificados”.

Estamos hartos, siempre sucede algo con la programación. Uno trabaja toda la semana simplemente para que el chico pueda jugar al fútbol y se encuentra con esto. Se te ríen en la cara”, fue uno de los tantos conceptos cosechados el día sábado al momento de la cobertura periodística. En este caso fue uno de los profesores que está a cargo de la enseñanza deportiva y humanitaria del chico. Un eslabón más afectado dentro de la cadena que le da vida al fútbol paranaense. “¿Qué vamos a decir? Si esto viene pasando desde hace tiempo y seguirá pasando”, acotó un integrante de la Subcomisión de Fútbol. El hecho de que esto tome naturalidad y pase por alto, es gravísimo. Aceptarlo como un episodio que pasa a diario, es tolerar la mediocridad.

Estamos ante, en teoría, la Liga más importante de la provincia. La más representativa. La que posee un equipo en la B Nacional, otro en el Torneo Federal A y uno más en el Torneo Federal B. Con llegada directa al Consejo Federal de Fútbol. En el último Torneo del Interior tuvo ¡cinco! plazas. Esa envergadura deportiva que la hacen fuerte ante la vista de quien viene desde afuera, no coincide para nada en su estructura organizativa. “¿Quién se va a hacer cargo de los gastos de los clubes?”, lanza al aire otro padre-dirigente e integrante de la Subcomisión. Pregunta que ojalá tenga respuesta.

Fue un error garrafal, un mamarracho, entiéndase bien la gravedad de lo sucedido. Todos estuvieron presentes para jugar y disputar la fecha. Todos fueron perjudicados.

Otro dato más: Semanas atrás se decidió, vaya uno a entender bien por qué, cambiarle el promedio a Sarmiento de Crespo. Dividir sus puntos por dos temporadas cuando no había jugado la anterior. Fue puesto de manifiesto en las estadísticas semanales. Luego dieron marcha atrás. Correctamente, claro. Porque la medida carecía de argumento lógico. Pero fueron y vinieron en un mismo viaje. Muy desprolijo todo.

Ojalá que lo sucedido no quede como un error más. “Viene pasando y seguirá pasando”, es una frase tan triste como real. Quiere decir que no habrá mejoras y que las fallas son naturales a nuestro fútbol.

La mesa directiva pide disculpas a los clubes Peñarol, Patronato B, Palermo, Don Bosco, Argentino Jrs., Neuquén, Unión A, Universitario, Sarmiento, San Benito, Paraná y Cultural, quienes estaban fixturados en Juveniles y Promocionales para el día 16/08/2014 y por error involuntario y humano, se traspapeló la hoja con la designación de los árbitros, razón por la cual no fueron notificados. Nuevamente la mesa pide disculpas”. (LPF). Esto no es suficiente.