Lozano: “Nuestra consigna es defender y cuidar la vida desde la concepción”

0
2

Jorge Lozano es el obispo de Gualeguaychú, conocido por su constante lucha contra las adicciones, actualmente preside la Comisión Episcopal de Pastoral Social de Argentina. La función de esta entidad es escuchar a los delegados diocesanos y obispos de distintas partes del país, respecto de cuáles son las situaciones sociales que más preocupan o que se observan como importantes. A partir de esto, se elabora una agenda de trabajo. En diálogo con El Observador, Lozano se refirió a la tarea de los docentes de instituciones católicas con quienes mantuvo un encuentro recientemente. A su vez opinó sobre las complicaciones por la que atraviesa la familia, la grave situación de las adicciones en los jóvenes y a los propósitos sociales de la Iglesia para estos tiempos.

– ¿Cómo reacciona la Iglesia frente a los nuevos conceptos de autorizar el aborto?

– Pretendemos mantener una serie de objetivos propuestos como erradicar la pobreza y promover el desarrollo integral de todos. Si se nos pregunta en estos años de Bicentenario (2010-2016) “¿qué quieren?”. Quisiéramos trabajar en eso y que haya un mayor compromiso de toda la ciudadanía para abolir el problema de la miseria, falta de empleo y demás. Dentro de este marco, tenemos una consigna importante que es defender y cuidar la vida desde la concepción hasta la muerte natural en todas sus etapas. También nos focalizamos en combatir la desnutrición infantil, lograr la seguridad alimentaria, la inclusión educativa y un trabajo digno para todos.

– ¿Qué ideas se escucharon en el encuentro con docentes católicos?

– Todos los años tenemos este tipo de encuentros con docentes de escuelas católicas por zona pastoral de la Diócesis. Hace pocos días encabecé uno de ellos en Basavilbaso, el cual estuvo delineado sobre ejes fundamentales. Entre ellos, se presentaron las actividades de un congreso de educación católica que estamos organizando en conjunto con las otras dos Diócesis de la provincia (Paraná y Concordia). Por ahora, se debe trabajar en cada entidad educativa y en noviembre nos reuniremos con los colegios de esta Diócesis en San Justo. En abril de 2013 tendremos la instancia provincial del congreso. Otra de las cuestiones analizadas en el encuentro con los educadores, fue el armado de una revista para la educación integral de la sexualidad. La idea viene desde el Consejo Superior de Educación Católica y la hemos presentado para los docentes.

– ¿Cómo se manejan los docentes en función de mantener los ideales de la Iglesia ante ciertos vicios que aparecen en la sociedad?

– Tenemos en la provincia una gran responsabilidad. Existe un promedio interesante de chicos en edad escolar que acuden a instituciones pertenecientes a una congregación religiosa o parroquia. Esto hace que tengamos que asumir con mucha responsabilidad esta tarea, la de fortalecer a los docentes en las acciones que realizan y ver cómo ayudamos a los papás.

– ¿Cómo evalúa la problemática actual de las drogas en Entre Ríos?

– La luz de salida está en que los adultos nos comprometamos y acompañemos a los niños y jóvenes en estilos de vida que sean más saludables. Cuando analizamos estos temas con los docentes y con otros referentes sociales y padres, vemos que la situación es cada vez más grave. Sobre todo en el consumo excesivo de alcohol, cada sábado y domingo por la mañana, hay más chicos alcoholizados en la calle. Algunos médicos que hacen guardias en los hospitales, nos refieren de adolescentes que llegan para recibir atención tras haber ingerido grandes cantidades de alcohol. Existen accidentes de tránsito ligados a quienes manejan estando bajo el efecto de la bebida o la marihuana. Es triste y preocupante.

– ¿Qué salida tienen las familias frente a estos deterioros sociales?

– La familia viene desde hace unas décadas con un proceso de deterioro debido a varias causas, unas tienen que ver con cuestiones culturales, un creciente individualismo que hace que cada uno viva su vida y haga difícil la convivencia. Lo que a veces escuchamos “Yo con mi vida hago lo que quiero”, quien dice esto le resulta difícil constituir un vínculo estable o permanente con su esposa, con sus hijos y demás. Hay causas de tipo social que a veces conspiran contra la unidad familiar relacionadas a la falta de una vivienda digna, quienes viven hacinados con situaciones que llevan al alcoholismo y derivan después en la violencia familiar, en una serie de situaciones de mucho sufrimiento. Sin dudas que todo ello lleva a limitar la conformación sólida de una familia valorada conceptualmente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here