Los trabajadores de menor ingreso mejoraron su poder de compra desde 2001 en todos los productos

0
1

billeteraLos trabajadores, que representan a un quinto de la masa de asalariados del país, mejoraron su poder de compra en todos los bienes y servicios de la economía, aseguró un análisis del Grupo de Estudios de Economía Nacional y Popular (Geenap).

 

El informe, elaborado por los economistas Sergio Soloaga y Aixa Ratta, destacó que observando el salario mínimo de 2001, determinado en $200, en relación al actual de $4.400, “estamos frente a un incremento de 2.100%”.

 

“Este segmento, que destina cotidianamente una mayor parte de su mensualidad a la compra de bienes de consumo, logró en los últimos años mayores posibilidades de acceso a bienes y servicios, en función de los aumentos sistemáticos logrados a partir de las negociaciones colectivas de trabajo”, indicaron los analistas.

 

Asimismo remarcaron que “no sólo aumentó el poder adquisitivo de los sueldos en estos últimos 13 años, sino que también aumentó el número de trabajadores”, y precisaron que “la tasa de desempleo en 2001 ascendía a 25% mientras que en el segundo trimestre del 2014 fue de 7,5%”.

 

El trabajo del Geenap hizo un ejercicio, tomando como indicador para reflejar los aumentos de precios, un empalme entre diferentes series oficiales y no oficiales, de 7 provincias más el de la consultora de Miguel Bein, “garantizando la robustez de los resultados obtenidos y una buena medida de comparación en términos de mostrar el escenario más negativo”.

 

Así las cosas, los datos reflejan que los salarios nominales de los trabajadores aumentaron en una cifra que supera 900% mientras que los precios, en base al índice, solo aumentaron 598%, considerando la evolución entre 2001 y 2013.

 

“Los resultados aún son más elocuentes considerando la evolución entre 2003, cuando asume la presidencia Néstor Kirchner, y 2013. En ese lapso, el salario nominal de los trabajadores registrados aumentó en un 741% mientras que los precios se incrementaron en un 389%.”, remarcaron los economistas.

 

Así subrayaron que “lo que se deriva de estas cifras son incrementos de las remuneraciones en términos reales que van desde el 42,9% considerando los años posteriores a la crisis, hasta el 71,5% tomando solo el periodo de gobierno kirchnerista”.

 

Es decir que el sueldo que cobran los trabajadores en la actualidad les permite acceder a un 42,9 % y un 71,5% más de bienes que en aquellos años de crisis y desempleo.

 

De acuerdo al análisis, existen sectores que lograron casi duplicar sus ingresos en términos reales.

 

“Por ejemplo desde 2003 hasta 2013 el sector sanidad experimentó una variación positiva de sus ingresos laborales en términos reales del 98%. Del mismo modo otros sectores, como seguridad, indumentaria, maestranza, construcción, comercio y transportes de pasajeros se beneficiaron por variaciones superiores al 80% en sus ingresos reales”, puntualizaron Soloaga y Ratta.

 

Pusieron de relieve que “el caso extremo es el de los camioneros que desde 2003 consiguieron incrementos reales del 122%”.

 

“Comparando la evolución de los precios y los haberes durante los últimos años nos permite de algún modo dimensionar las bases del proyecto económico con inclusión social iniciado en 2003”, afirmaron los economistas.

 

Señalaron que “los cimientos del modelo se encuentran en una clase trabajadora con un poder adquisitivo creciente y sostenido a lo largo de los años que permita dinamizar el mercado interno y al mismo tiempo garantizar un mejor nivel de vida para la población”.