Los beneficios en la dieta que daría un desconocido “árbol milagroso”

0
1

MoringaLa moringa es originaria del norte de India, Etiopía, Filipinas y Sudán, aunque abunda en muchos países tropicales y subtropicales. La planta, también llamada “marango”, es “la especie con más valor económico y crece en los alrededores del Himalaya, pero se cultiva extensamente en los trópicos”, explicó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, en inglés).

En algunos lugares se conoce como “palo de tambor” por la forma que va desarrollando. En América Latina es común encontrarla en Cuba, República Dominicana, Paraguay y en algunos rincones de Argentina.

La FAO explicó que sus hojas “son ricas en proteínas, vitaminas A, B y C, y minerales: muy recomendables para mujeres embarazadas y lactantes, así como para niños pequeños”. Estas hojas, con alto contenido de calcio y hierro, se usan como equivalente de las espinacas, agrega el Centro Internacional para la Investigación Agroforestal.

Las hojas de la moringa también contienen altas dosis de cistina y metonina, un tipo de aminoácidos que a menudo escasean. El material que rodea la piel también pueden cocinarse y las flores pueden consumirse o usarse para hacer té, y también como remedio para el resfriado, consignó Infobae.

De acuerdo con la FAO, los productos derivados de la moringa tienen propiedades antibióticas, contra el tripanosoma y la hipotensión o tensión baja. También cura los espasmos, las úlceras y las inflamaciones.

Los expertos, en cambio, advierten sobre la moderación en su consumo, pues entre sus efectos secundarios se incluyen pérdida de sueño, exceso de glóbulos rojos y acidez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here