Llegó el “Día D” para el Brexit: Reino Unido busca aprobar la salida de Europa

0
1

Hoy se vota el acuerdo por tercera vez. Para convencer al Parlamento de que apoye “el mejor acuerdo posible”, Theresa May prometió que dejará el cargo en cuanto logre su aprobación.

El Parlamento británico votan por tercera vez este viernes, el día en que Reino Unido debía abandonar la Unión Europea, sobre el acuerdo de Brexit negociado por la primera ministra Theresa May quien, paradójicamente, tendrá que dimitir si logra imponerlo. La premier mantuvo en los últimos días intensos contactos con los rebeldes euroescépticos de su Partido Conservador.

Descontentos con la forma en que negoció durante dos años con Bruselas, a quien consideran que hizo demasiadas concesiones, muchos de ellos pedían que abandonara las riendas de la formación, del gobierno y de la negociación del Brexit. Para convencerlos de que apoyen el que ella defiende como “el mejor acuerdo posible” pero que ya rechazaron estrepitosamente dos veces, May prometió que dejará el cargo en cuanto logre su aprobación.

El tiempo apremia: tras aceptar un corto aplazamiento en la fecha de salida, inicialmente prevista para el 29 de marzo, la UE advirtió que si Londres no adopta el acuerdo esta semana deberá presentar un plan alternativo antes del 12 de abril. Esto podría desembocar en un Brexit suave -que mantenga a Reino Unido dentro de la unión aduanera europea- o en un segundo referéndum -potencialmente fatal para el proceso- y muchos euroescépticos no están dispuestos a arriesgarse.

“Creo que hemos llegado al punto en que es mejor marcharse legalmente que no marcharse en absoluto. La mitad de una barra de pan es mejor que ningún pan”, reconoció el miércoles el diputado conservador Jacob Rees-Mogg, jefe de filas del principal grupo euroescéptico.

Y la partida de May puede ser el empujoncito que les faltaba. El exministro de Relaciones Exteriores “Boris Johnson tiene toda la razón al decir que el riesgo palpable de perder el Brexit, sumado a la posibilidad de un cambio en la próxima fase (de negociación) significa que no tenemos otra opción que votar a favor”, tuiteó el diputado conservador Conor Burns.

May no tuvo sin embargo tanta suerte con el partido unionista norirlandés DUP, de cuyos 10 diputados depende su mayoría parlamentaria. Opuestos a la denominada “salvaguarda irlandesa”, al punto más conflictivo del acuerdo, ya anunciaron que volverán a rechazarlo. A mediados de enero lo tumbaron por una muy amplia mayoría -432 votos contra 202-, tras lo cual May emprendió a una renegociación con Bruselas. Pero el resultado fue a penas mejor y el 12 de marzo volvió a ser rechazado por 391 votos contra 242 (Fuente: Perfil).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here