Libertador: Los pasos a seguir para solucionar los inconvenientes del agua potable

0
8

Alrededor de 40 vecinos asistieron a la reunión efectuada el 26 de diciembre en el Salón Circular de la Terminal de Ómnibus. En la misma, autoridades municipales expusieron sobre el proyecto que pondrán en marcha para solucionar los inconvenientes en el servicio de agua potable.

En primer lugar, el concejal Eduardo Ballone, repasó los datos brindados en la Audiencia Pública titulada “Calidad y potabilidad del agua potable, proyectos de mejora continua”, que se llevó a cabo a mediados del 2016. Expuso sobre la clasificación del agua y detalló cuáles son los valores locales que estarían excedidos del límite que indican el Código Alimentario Argentino y la Organización Mundial de la Salud. “A partir del estudio del agua local, visitamos lugares que tenían problemáticas similares y allí evaluamos cuáles eran las soluciones más viables”, aseguró el ingeniero.

Luego tomó la palabra el Ing. Gabriel Costa, quien enumeró las posibles soluciones tecnológicas que podrían aplicarse. “Optamos por aplicar el tratamiento de Ósmosis Inversa y el tratamiento biológico. Éste permite filtrar, mediante bacterias, el hierro, el manganeso y el arsénico que se encuentran dispersos en el agua. Las bacterias oxidan el hierro y el manganeso y, en ese estado, es filtrado por un manto granular. Es un proceso natural y controlado donde es necesario primero airear el agua, porque se trata con bacterias naturales que necesitan oxígeno para proliferarse. El agua se captura de la perforación, pasa por un primer filtro biológico dedicado a filtrar hierro y el segundo filtro biológico destinado a filtrar manganeso”, comentó al respecto.

“Para filtrar el resto de las sales totales disueltas se optó por la Ósmosis Inversa, que convierte el agua salada en dulce. La eliminación de estas sales se produce por filtración. Para aplicar este tratamiento se necesitaría: una bomba de alta presión, que permite vencer la presión del agua, y una membrana semipermeable que posee una configuración espiral. Se eligió el tratamiento de Ósmosis Inversa porque soluciona en un sólo paso la dureza, el sulfato, las sales y el arsénico”, puntualizó Costa.

Por último el intendente Raúl Casali expuso sobre el tema presupuestario: “Vamos a avanzar con recursos propios, trabajaremos para obtener financiamiento externo y elevaremos el impuesto del agua. En el 2018 realizaremos la primera inversión que consta de una perforación, el enlace entre barrio del Museo y Puíggari y el fundamento de la planta. En el 2019 colocaríamos las dos plantas y en el 2020 las cisternas. De esta manera, en el 2022, podríamos hacer una extensión prevista por el aumento de la demanda”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here