Ley de Maltrato Animal: “No queremos que nos maten nuestras raíces” afirman referentes de agrupaciones tradicionalistas de E. Ríos

0
1046

Visitaron el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, Claudio Gieco (médico veterinario), Vanina Salas, Leonardo Balcaza y Fabricio Carucci, quienes forman parte de uno de los grupos de “autoconvocados” que vienen solicitando ser escuchados, en el debate del proyecto a través del cual se pretende modificar la “Ley Nacional Nº 14.346” (Maltrato Animal). En diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes” de Canal 6 ERTV, hablaron sobre lo que pasó en “La Rural” de Palermo y argumentaron con qué puntos del proyecto de ley disienten.

– ¿Cuáles son los puntos en los que están en desacuerdo, de la modificación que está evaluando el Congreso Nacional?

– (Gieco) Consideramos que la “Ley Nacional Nº 14.346” es antigua, necesita ser revisada y modificada, pero lo que existe hoy como proyecto, no es claro y puede dar lugar a demasiadas interpretaciones. Apunta a ciertas cuestiones que tocan los usos y costumbres de la gente y a su vez, puede llegar a perjudicar el trabajo cotidiano en el campo. Creemos que esta ley tiene que ser elaborada por personas que no solo quieran cuidar a los animales, sino que también conozcan sobre las economías regionales. En ese debate, hay que lograr un punto intermedio, para que se apruebe algo lógico…

– (Salas) El proyecto establece que no se puede tener un animal si no es en su hábitat natural. Por ejemplo, si llevo el caballo a mi casa para salir a dar una vuelta y alguno lo ve y no le gusta, me puede denunciar. Lo que decimos es que el caballo acompañó siempre al hombre para realizar sus actividades, los niños en el campo, fueron y van a caballo a las escuelas. Hay cuestiones encontradas en esa ley, nosotros amamos los caballos, los cuidamos, los alimentamos y tienen su control veterinario. No podemos tener uno y no usarlo. Y aclaro que no necesitamos tener un rebenque para domarlo. Lo hacemos sin traumas, porque el caballo va aprendiendo con el cariño y lo vamos domesticando de esa manera, sin el rigor…

– Si esta reforma se aprueba, ¿creen que se van a prohibir las domas?

– (Gieco) Hay un párrafo de la ley que es demasiado tendencioso a nuestro criterio, porque dice que a un animal no podes ni asustarlo ni obligarlo con ningún elemento punzante, para producir ningún tipo de movimiento anti-natural. Te dicen… “no lo pinches, porque penalmente te podemos demandar”. En la parte penal se tiene que ser preciso y como esto no es preciso, no estamos de acuerdo. Queremos que digan cuál es el delito y porqué es un delito. Pensamos que lo que están queriendo con esto, es buscar la manera de prohibirlas, no solo a las jineteadas, sino a todo tipo de actividad ecuestre, pero también afectará la actividad rural. Por ejemplo, si uno ocupa un caballo durante 3 o 4 horas buscando hacienda, ¿lo puede interpretar como maltrato…? No es que estamos en contra, sino que queremos que sea más clara y que sepamos todos a qué atenernos. Es mucho más fácil que una persona nos denuncie por problemas de malos tratos en un trabajo rural, porque eso se hace todos los días y no tanto en la jineteada, que es un solo día. Durante el trabajo rural, pueden pasar accidentes…

– (Balcaza) Yo soy entrenador de caballo, tengo 5 o 6 propios y me dedico a domar, sin maltrato y les puedo asegurar que los animales que uno entrena están íntegros físicamente, nunca sufrieron problemas de nada, ni de esfuerzo de más y están continuamente controlados por veterinarios. A los encuentros de destreza, se han integrado muchas familias y chicos que tienen sus caballos, que los cuidan y que tienen la oportunidad de competir un fin de semana, en un ambiente sano, familiar, cuando por ahí esos chicos podrían estar en otro lugar que no deseamos…

– (Gieco) Una cosa que le planteo a los proteccionistas es que hoy en Argentina, entre los caballos de jineteada y de destrezas, son unos 350.000 y detrás de cada uno de los mismos, que tiene 7 u 8 años, hay 5 potrillos que vienen atrás. Esto quiere decir que hablamos de unos 2.000.000 de caballos afectados a cualquier tipo de destreza, deporte y demás. Pregunto: y si nos prohíben hacer estas actividades, ¿qué va a pasar con esos caballos? No hay ningún lugar de rescate que pueda sostener esa cantidad de animales (2.000.000). Terminarían en el matadero…

– (Carucci) Vivimos para los caballos, yo tengo más de 20. Si se prohíbe la tracción a sangre por ejemplo, no va a poder andar nadie… La patria se hizo a caballo y sacarnos los mismos, es como sacarnos todo. Yo me levanto y me acuesto pensando en ellos, dejamos muchas cosas de nuestra familia para cuidarlos y atenderlos…

– ¿Hablaron con los legisladores nacionales que representan a Entre Ríos?

– (Gieco) Tenemos la palabra de varios senadores que quieren que esto se revea. Creemos que no puede haber un abismo entre unos y otros, necesitamos un punto intermedio. La semana pasada tuvimos una reunión en Villaguay, donde estuvieron delegados de todos los departamentos, de todas las agrupaciones tradicionalistas y estuvo presente un senador provincial, quien está impulsando una ley para proteger todos estos eventos tradicionalistas en la provincia. Entre Ríos es pionera en eso y creemos que en pocos días más, va a salir como ley, por lo que estas actividades ecuestres van a estar protegidas por una ley en la provincia…

– (Salas) En realidad, esto afecta no solamente al mundo de los caballos, sino a todo tipo de animales y lugares. Quien vive en un departamento y tenga un perro, se puede considerar que no está en su hábitat natural también. No estamos en contra de las protectoras, pero pedimos que no nos maten nuestras raíces, que podamos seguir manteniendo nuestra cultura, nuestras tradiciones, porque un pueblo sin cultura, es como que no tiene nada…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here