Lavini: “No se puede hacer trabajar a menores. Es un delito”

0
3

Plaviniersonal del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios y de la Administración Federal de Ingresos Públicos, realizaron esta semana un operativo de fiscalización en establecimientos tamberos, porcinos y ganaderos de los Departamentos Paraná y Nogoyá, en uno de los cuales (en el ejido de Seguí), detectaron a un padre que estaba siendo ayudado por sus 3 hijos (16, 14 y 13 años), en el arreo de ganado vacuno y en el traslado de alimentos. Ante tal situación, se dio intervención a la Coordinación Provincial para la Erradicación del Trabajo Infantil, generando un fuerte debate en las redes sociales y en los medios, sobre si eso era o no un delito y si no era mejor que los chicos de pequeños aprendan algún oficio.

Durante el operativo, se inspeccionaron 7 establecimientos ubicados en Viale, Seguí, Crucesitas 7ª, Betbeder, Aranguren y Distrito Sauce, dedicados a la ganadería, cría de cerdos y tambo, en los cuales se relevaron 75 trabajadores. El jefe de la delegación ER del Registro Nac. de Trabajadores y Empleadores Agrarios, José Lavini, explicó a El Observador que “son operativos de rutina, en los que se procedió a determinar si existían trabajadores registrados o no y si había ‘trabajo infantil’. En uno de los establecimientos, se comprobó la presencia de 3 chicos, de 13, 14 y 16 años, los que estaban acompañando a su padre en las tareas de campo. Al padre se le comunicó que bajo ninguna de estas circunstancias, estos menores pueden estar realizando dichos trabajos, ya que está penado por la ley”.

– ¿Hay muchos casos de chicos trabajando en la zona rural?

– Afortunadamente no son muchos los casos. La gente va tomando conciencia que no se puede hacer trabajar a menores bajo ningún pretexto, ni circunstancia. Es un delito… Hasta ahora, lo que hemos encontrado en la provincia, fueron casos aislados. Nosotros hacemos conocer esta normativa, para que los padres de los menores sean concientes de que esto está prohibido.

– Muchos productores dicen que a sus hijos, de muy chicos, se les inculcan la cultura del trabajo y se les van enseñando sobre sus actividades, para que en el futuro, sean ellos los que queden al frente de los establecimientos. ¿Hay contemplaciones para esos casos?

– Nosotros decimos que el trabajo no es un juego. Los chicos deben estar estudiando y accediendo al conocimiento necesario, para el día de mañana tener un trabajo digno. A eso, todos lo deben entender, pero sabemos que esos cambios no se dan de un día para el otro y llevan su tiempo, hasta que la sociedad en su conjunto tome conciencia que un niño no debe estar trabajando, no solo en el ámbito rural, sino en las ciudades…  Generalmente nos dicen que colaboran de manera circunstancial, que no lo hacen de forma sistemática, ni diaria. Convengamos que es así en algunos casos, pero insisto, hay una ley que cumplir. Por suerte, son cada vez menos los casos que se ven. La gente toma conciencia que no puede tener a los niños trabajando…

– ¿Cuántos trabajadores rurales hay registrados en Entre Ríos?

– Hay un promedio de alrededor de 22.000 trabajadores estables en actividad y 10.000 transitorios y creemos que hay una gran cantidad que no están registrados. En este último operativo, en los establecimientos visitados, relevamos a 75 trabajadores, de los cuales 20 no estaban inscriptos. Por eso, es importante hacer esta tarea y también realizamos la fiscalización y se aplican las infracciones correspondientes de acuerdo a la ley.

– ¿Qué penas o sanciones les corresponden a los infractores?

– Eso tiene que ver con la antigüedad del trabajador en el establecimiento, de cuánto estaba cobrando… Lo que remarco es que día a día, la gente va tomando más conciencia de sus derechos y haciendo usos de los mismos y ante cualquier denuncia, nosotros actuamos.