Las categorías provinciales dieron la última vuelta del año

0
0

coronacion provincialesCon Alejandro Cisneros ya consagrado en TC 850, restaban resolverse los campeonatos de Turismo Pista 1600, Fórmula Entrerriana y TC Pista. Tras muy buenas competencias surgieron los nuevos monarcas de cada una de estas especialidades. Un buen marco de público tuvo la última fecha del año en Concepción del Uruguay.

Las cuatro máximas categorías del automovilismo provincial tuvieron el cierre de temporada esperado en Concepción del Uruguay, con un buen marco de público que acompañó la programación.

De esta manera, se cerró un año que no resultó fácil, a partir de haber comenzado tardíamente el 27 de abril, con un Mundial de fútbol de por medio que de alguna manera afecta el desarrollo normal de cualquier calendario, y con ocho convocatorias que, a través de dos doble jornada para cada categoría, le posibilitó a cada una de ellas completar sus respectivos campeonatos con diez fechas.

Sólo el TC 850 llegó a la jornada dominguera con campeón y subcampeón consagrados, ya que Alejandro Cisneros y Ramiro Albisu tenían asegurados, en ese orden, los dos títulos más relevantes. De allí que el interés en esta categoría, estaba en ganar la última carrera del año.

Las otras tres debían esperar los resultados para tener a sus monarcas de la temporada, y fue así que se dieron carreras de alto voltaje en las que la consagración llegó casi sobre la caída de la bandera a cuadros.

DUERTO, CAMPEÓN. La primera final disputada, la de Turismo Pista 1600, tuvo a los paranaenses Exequiel Duerto e Ignacio Laporta como los dos únicos candidatos a la corona.

Laporta largó en punta por haber conseguido el sábado la victoria en la serie más veloz, y le impuso un buen ritmo a la competencia para llevársela de punta a punta. Pero detrás, Duerto debió penar con algunas situaciones que lo llevaron a estar a punto de perder la corona.

Es que, clasificando hasta tercero, estaba en condiciones de quedarse con el campeonato, aún con un triunfo de Laporta.

Tras partir en segundo lugar, Duerto perdió el puesto de escolta a manos de Pablo Burdese y también el la tercera colocación, ya que fue superado por Estefano Kunzi.

Con ese resultado, Laporta era el campeón. Pero, a falta de dos giros y medio, Duerto recuperó el tercer lugar al superar a Kunzi.

Sin embargo, apenas producida la maniobra, Duerto se pasó y perdió nuevamente la posición consagratoria, para dejarle a Laporta el campeonato servido. Pero el piloto del VW número 3 se rehizo para volver a dar cuenta de Kunzi a falta de un giro y quedarse con el tercer escalón del podio y los puntos necesarios para transformarse en el nuevo monarca de la categoría más novel del automovilismo entrerriano.

Para Laporta fue el triunfo en el GP Coronación y un subcampeonato que es mucho más que las aspiraciones iniciales de ser protagonista en la categoría ganando al menos una carrera, tal la meta que se fijó el equipo cuando adquirió el Fiat Uno al cual Ignacio Laporta se subió en febrero, nada más que como piloto de pruebas.

EN LA SENDA DE CACHI. La Fórmula Entrerriana tenía en esta última fecha del año cuatro aspirantes para campeonar, con el elisense Franco Baccón como líder, Nicolás Borgert y Gabriel Massei compartiendo el segundo puesto y, más atrás, Germán López, el más ganador hasta ese momento, también con chances matemáticas.

Fue el cordobés de Marcos Juárez, Gabriel Massei, quien se despidió del título 2013 que ostentaba con una victoria. Es que Baccón, con el tercer puesto conseguido, se transformó en su heredero.

De esa manera, Baccón llevó para Villa Elisa,la corona que también había obtenido, en la Época de Oro de la Fórmula Entrerriana, otro destacado piloto de la Ciudad Jardín: Alberto Carmelo Cachi Scarazzini, en el año 1976.

El segundo puesto quedó para Germán López, y detrás de Baccón completaron los cinco primeros puestos los gualeguaychuenses Stefano y Marco Veronessi.

REYNOSO BICAMPEÓN. En TC Pista Entrerriano, el bonaerense Juan Pablo Gallo se impuso en el Coronación pero el título quedó nuevamente en manos del gualeguaychuense Sebastián Reynoso, quien se consagró bicampeón de la categoría, ya que revalidó su título de 2013.

Gallo ganó con el Chevrolet 400 que prepara en La Picada el equipo de José Carlos Predolini, pero no le alcanzó para obtener la corona, ya que Valentín Fuentes fue segundo y el tercer puesto de Reynoso, quien llegó como puntero del campeonato, le posibilitaron consagrarse nuevamente. Reynoso cosechó 92 puntos; Fuentes, subcampeón, 89.5 y Gallo, 87 unidades.

FUE VICTORIA DE ALBISU. Con Alejandro Cisneros y Ramiro Albisu, campeón y subcampeón respectivamente consagrados, para los pilotos del TC 850 quedaba en juego la última final del año. Y fue el paranaense quien se quedó con el premio Coronación, seguido por Cisneros, quien largó desde el fondo pero llegó a la posición de escolta. Ramiro Silva, Oscar Coffy y Eliseo Contardi completaron el clasificador final en los cinco mejores lugares de la categoría.

El Diario