Lalli habló sobre el presente del Centro de Jubilados de Aranguren

El presidente del Centro de Jubilados y Pensionados de Aranguren, Luciano Lalli, brindó detalles de las propuestas que se vienen concretando y agradeció a las personas que están apoyando en esta tarea que tiene por objetivo beneficiar a los vecinos de la comunidad.

En cuanto a los servicios que en el lugar se ofrecen el dirigente mencionó que “contamos con la atención del doctor Rosales, además hay consultas para el odontólogo y bioquímica, también se dictan clases de gimnasia, de danzas, el taller de Memoria, donde todos tienen la posibilidad de concurrir al Centro. Se hacen las cosas con mucho esfuerzo, porque hay que ir solventando los gastos que demanda el mantenimiento del lugar, donde hoy tenemos cerca de $ 4.000 fijos para que el Centro siga funcionando. Hay que pagar la luz, el gas, el servicio de internet y otros costos y de mi parte cubro los gastos cuando hay que hacer viajes, por ejemplo trámites en Nogoyá o buscar el cheque que me entregan en Paraná para pagar los bolsones del PAMI. Yo no tengo sueldo y ese viaje me sale más o menos $ 500, que lo cubro de mi bolsillo. Quiero aclarar que a los socios se les cobra una cuota social mínima porque se debe mantener las instalaciones, porque como somos propietarios el PAMI no se hace cargo. Hay gente que no paga la cuota a fecha porque piensa que ese dinero es para mí, pero deben saber que son varias las cosas que hay que pagar para que el Centro siga cumpliendo con sus objetivos. También hay mucha gente que quiere que siga al frente porque sé cómo se maneja la entidad”.

Cabe mencionar que Lalli hace 17 años que preside la Comisión Directiva de la institución y anteriormente también realizaba gestiones para que los jubilados del pueblo tengan la posibilidad de contar con más beneficios. “Cuando yo entré, el Centro estaba cerrado y hoy tiene sus puertas abiertas y sus instalaciones funcionando, por lo que voy a seguir trabajando y ahora empezaré a pintar los consultorios, también me ocupo de la limpieza de las habitaciones, porque no tenemos para pagarle a una empleada. Estoy acá porque los jubilados quieren que siga y son ellos los que me proponen. Lo que puedo hacer lo hago y si tengo que ir a Paraná a pelear por cualquier estudio lo hago. Mucha gente me apoya y otra no, pero no me enojo porque acá tienen todo a la vista de lo que se viene haciendo”, expresó el dirigente en la charla que mantuvo con el periodista Luis Wollert.

– ¿Qué trabajos están previstos en el edificio?

– Nos entregaron $ 8.000 para colocar extractores en el salón, pero con ese monto no nos alcanza, entonces resolvimos invertir el dinero en la vereda del frente del Centro, porque cuando llueve se llena de agua. Con ese importe voy a levantar el piso y comprar pintura para pintar parte de los consultorios, que eso lo voy a tener que hacer yo, ya que plata para un pintor o albañil no hay. Por eso le digo a los jubilados que pasen, miren y comprueben cómo están los balances, que están a disposición de ellos e invito a la gente que se acerque, que las puertas del Centro siempre están abiertas, que pueden ver las actividades y servicios que se ofrecen. Necesitamos del apoyo de todos para seguir haciendo arreglos y para mejorar la institución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.