La visión de un nuevo bombero: “Descubrí que me siento feliz sirviendo”

Hace unas semanas se efectuó la evaluación en la cual participaron los Aspirantes que pasaron a conformar el Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios de Libertador San Martín. Walter Delgado, uno de los intervinientes en el tema, le contó a El Observador que “el examen se hace después de un año de capacitación en el cual hay diferentes tipos de temas año, desde jerarquías, rescate, incendios y demás. La prueba constó de 90 preguntas, duró unas 5 horas y se hizo bastante extenso largo con algunas preguntas que se basaban en verdadero o falso, también otras para responder. Se hizo bastante largo, en lo personal fue bastante exigente pero me gustó que sea de esa manera porque la situación que lleva a ser bombero es ser exigente. Una persona involucrada en un accidente, te va a exigir mucho más”.

La evaluación contó con cinco Aspirantes, se efectuó en la ciudad con la presencia de autoridades de la Federación Entrerriana y representantes del Cuartel local. Consultado sobre su acercamiento a la profesión, narró: “Lo que me llamó la atención fue que descubrí que me siento feliz sirviendo y ésta es una de las maneras. Descubrí que el servicio es lo que me motiva a vivir y por eso busqué la mejor manera de servir y encontré esto que me gusta mucho”. Walter, además, es enfermero en el Sanatorio Adventista del Plata.

Para quienes recién inician el camino de ser Voluntario, es fundamental la guía de quienes ya cuentan con algo más de experiencia en el Cuartel. “Uno de los consejos que te brindan es, primeramente, no renunciar. Cuando alguien se anota para ser Bombero, la primera pregunta que surge es ‘¿Por qué querés ser bombero?’ y muchas veces esa pregunta es difícil de responder. Cuando terminás el curso, el punto de vista de esa respuesta cambia, ya no es más ‘porque me gusta’. En el año que fue pasando vas descubriendo cosas nuevas, que te abren los ojos y cada 10 personas que se inscriben al curso, terminan dos o tres. Otras renuncian porque no es lo que esperaban. Es importante ser fuerte y no renunciar si verdaderamente lo querés”.

Inicia un camino de responsabilidad y sacrificio para él y para todos los Aspirantes, pero con la certeza de querer recorrerlo. “Uno tiene la base y a medida que pasa el tiempo, empezaremos a descubrir cosas y poner en práctica la teoría. Hay personas que te preguntan y cuando uno le cuenta lo que verdaderamente es, se dan cuenta que no es lo que pensaban. El nivel de exigencia y los cursos que se realizan son de mucha importancia. Luego llegan las capacitaciones y cada uno se va especializando en algún tema específico. En mi caso que soy enfermero, quizás apunte a temas vinculados al socorrismo, pero igualmente hay que tener conocimiento de todo en general para estar a la altura de la circunstancia”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.