La falta de olfato puede causar accidentes mortales

olfatoEl olfato humano es menos potente que el de algunos animales, pero igualmente permite detectar unos 10.000 olores. La pérdida del olfato, es una enfermedad llamada anosmia, que afecta aproximadamente al 2% de la población mundial, que puede ocasionar un accidente mortal o enmascarar otras enfermedades, aseguran algunos especialistas. Un estudio del investigador del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Municipal de Badalona (España), Josep De Haro, señala que “el olfato relaciona, previene, alerta, recuerda, transmite sensaciones y puede dominar sexualmente, por lo que tiene una gran repercusión en la vida diaria. Y si sus trastornos no se tratan de forma adecuada, puede ocasionar la pérdida de otras facultades o provocar procesos más graves. Una persona que padece anosmia no podrá, por ejemplo, saber cuándo se produce un escape de gas en su casa, ni tampoco trabajar en el ramo de la hostelería o de la industria química e incluso, en profesiones muy especializadas, como catadores de vinos y perfumistas”.

El otorrinolaringólogo Dr. José Simón, explicó a El Observador que “no son muchos los casos” y acotó que “la disminución del olfato puede ser aguda, cuando el paciente le pasa súbitamente o crónica, cuando lo viene perdiendo de a poco. Dicha reducción puede deberse a causas inflamatorios, infecciones o situaciones traumáticas. Por ejemplo, todo fumador tiene disminución del olfato. Una inflamación crónica puede ser el ambiente donde trabaja, como por ejemplo, en esta zona hay galpones-gallineros, que pueden afectar, también por las poluciones o por sustancias químicas, que también pueden traer una disminución de la olfacción, causándolo al paciente una rinitis crónica química. No debemos dejar de mencionar la alergia… La congestión nasal, con el moco claro o acuoso, trae disminución del olfato, al igual que cualquier traumatismo que hay en la raíz de la nariz o en la región frontal de la misma, que puede provocar que se deje de tener este sentido”.

– ¿Quiénes consultan más por este problema?

– Es variado. Por ejemplo, en el caso de la alergia, la misma está presente en todas las edades. Los que tienen problemas por el cigarrillo, generalmente son los adultos… Una cosa que hay que destacar es que dentro de la alergia, está la poliposis nasal, que es una enfermedad crónica, que involucra el nervio olfatorio. Hay que mencionar que las alteraciones del olfato están acompañadas con la falta del gusto, porque se relacionan mutuamente y también la mente participa…

– ¿Se puede recuperar?

– De acuerdo a la patología, hay un tratamiento específico. Depende de la causa, del tiempo que haya demorado para consultar al médico y de la respuesta que tenga la persona a ese tratamiento, por lo que algunos podrán recuperarse totalmente y otras, de manera parcial. Como conclusión se podría agregar que hay que abandonar los malos hábitos, como el cigarrillo y el alcohol, que producen alteración de olfato y del gusto. Hacer una muy buena higiene bucal, porque eso también influye. Tener una dieta equilibrada, consumiendo muchas verduras y frutas. Y la consulta lo antes posible para realizar el correcto tratamiento…