Juventud Unida: La difícil tarea de contener socialmente en un país en crisis

0
390
La Primera División que jugó la temporada pasada en Paraná Campaña

El Club Juventud Unida de Bovril pertenece a una populosa zona de la ciudad, de modo que su funcionamiento posee prácticamente una vital importancia para toda esa masa de chicos y jóvenes que se acercan a la institución para practicar el deporte. A pesar de la crítica situación que golpea a todos, más a los clubes, se decidió ingresar en el certamen anual de la Liga de Paraná Campaña. Su presidente, Mauricio Acevedo, habló sobre el tema con El Observador.

– ¿Estuvo en duda participar del torneo?

– Padecemos la cuestión económica como varios clubes. Lo pensamos, lo replanteamos y en base a lo que la Comisión Directiva determinó, decidimos participar otra vez. Queremos mantenernos a la altura a pesar del marco que estamos atravesando. Juventud Unida alberga a cientos de familias y niños, tenemos una base que armamos hace tres años y no podemos dejar que eso nos vuelva a pasar. Nos costó mucho poner de pie a la institución y no queremos bajar los brazos. La realidad indica que no estamos para afrontar la Liga en su esplendor, pero sí vamos a tratar de remar y mantenernos en la competencia sobre toda las cosas por los chicos que visten nuestra camiseta.

– ¿Cómo se conformó el cuerpo técnico?

– Desde hace un mes estamos entrenando con el preparador físico, en todas las categorías. En Primera continuará Gerónimo Moro, también se hará cargo de la Sub 20 y Sub 17. En cuanto a los más chicos, en Sub 15 estará Matías Balcaza, en Sub 13 Sebastián Baigorria y en Sub 11 Antonio Ríos. De la misma manera tenemos los grupos de los más pequeños con Yisel Sotelo. Convocamos alrededor de 90 gurises; es un número muy significativo y estamos contentos por eso.

– Ustedes tuvieron la difícil tarea de levantar la entidad.

– Ya hace cuatro años que estamos, prácticamente refundamos el club y es gracias a mucha gente. El predio deportivo estaba en ruinas, tuvimos que levantar tapiales, poner en actividad el vestuario para poder competir. Nuestro objetivo era tratar de volver al fútbol de Paraná Campaña y lo conseguimos. A medida que pase el tiempo y podamos gestionar, queremos obtener un polideportivo para el club. Es nuestra mayor ilusión. Eso demanda una ayuda de la provincia porque no podemos hacer una inversión de esa magnitud.

– ¿Qué análisis hacen sobre el formato de competencia? Se mantiene y eso demandará gasto en viajes.

– Planteamos esa situación en la Liga. El hecho de los viajes que debemos realizar y el dinero que se le va a cada club en ese aspecto, es mucho. Lo hicimos tanto en las infantiles como en las mayores y no se cambió porque cuando votamos, la mayoría optó por continuar de la misma manera. Éramos uno de los que queríamos tener tres zonas, como en el Torneo Amistad. Particularmente hicimos un estudio y Juventud Unida recorre alrededor de 1.225km en las tres categorías superiores; más los viajes de las divisiones menores, tenemos un gasto aproximado en combustible de $250.000 para la primera fase. Es una locura, es mucha plata, por eso pensamos que era mucho más propicio realizar tres zonas por cercanía geográfica, pero algunos no usaron el sentido común y votaron por la continuidad del formato. Respetamos la postura de los demás y fue de la mayoría, pero lamentamos que no se haya podido aprobar. Seguiremos trabajando para enfrentar ese gasto.

– ¿Por qué no habrán elegido otra opción si todos los clubes atraviesan la misma situación?

– No lo sé. En algunos lugares las distancias son menores, recorren mucho menos kilómetros al año. Incluso podría haber actuado la Liga misma defendiendo los intereses de los clubes. Somos instituciones humildes que contenemos a cientos de chicos y no es justo dejarlos sin fútbol. Se albergan muchos gurises, muchos sueños, ilusiones y eso nos lleva a seguir ante las adversidades, continuaremos trabajando para seguir sosteniéndonos.

– Dentro de este panorama, ¿hay proyectos de mejoras edilicias?

– Estamos trabajando en el futuro del club. Este año comenzó con el pie derecho porque recibimos un subsidio de $79.000 el cual fue volcado para mejoras en los baños de la sede y en la fachada. También queremos efectuar mejoras en los vestuarios para ponerlos en buenas condiciones. Eso lo trataremos de concretar en base a donaciones, rifas y demás actividades que se realizan para juntar fondos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here