José Villagra: “El atletismo de Crespo no está bien”

0
22

José María Villagra, o simplemente “Treinta”, está abocado al entrenamiento de algunos maratonistas de nuestra ciudad, que van teniendo un año prometedor con buenos registros en las presentaciones que efectuaron durante estos primeros meses. Marianela Irigoy, Sol Altamirano, Daian Usinger, Macarena Erbel, Miguel Altamirano y Mabel García, son algunos villagra jose mariade esos nombres quienes salieron a recorrer los circuitos de Concordia, Federal y Rosario.

“También estoy entrenando desde hace años a una destacada en la disciplina como Lorena Carussi de Paraná. Lo hago con amor para que ellos sigan progresando, que el deporte de Crespo no decaiga y que alguien me pueda suplantar en la parte de maratón. Mi sueño es tener corredores de 42km, es uno de mis objetivos”, le comentó a El Observador.

 “Dicen que la experiencia es la madre de todas las ciencias, no soy profesor de Educación Física, pero mi experiencia volcada a esto puede ser útil. Quiero que valga de algo. Que aprendan, que sean buenos maestros y que disfruten de la disciplina que tantas gratificaciones entrega”, sostuvo.

Treinta alcanzó los 28 años como maratonistas, desde que arrancó en 1988 por decisión propia debido a los malos hábitos. El deporte se los quitó y se dedicó plenamente a la actividad. “Fumaba y tomaba, como todo chico, nunca estuve en la droga, me dolía mucho la espalda y me dio miedo a tener una enfermedad mala, me ahogaba de noche y entonces empecé a trotar. Tenía 22 años en ese momento”. Iba al Campo Yapeyú para despejar su mente y allí lo vio el profesor Aníbal Lanz quien lo invitó a perfeccionarse. A partir de ahí su carrera fue en ascenso. Compitió en la San Silvestre de Brasil, en Torino (Italia), San Sebastián (España), como guía estuvo en los Juegos Paralímpicos de Londres, fue campeón Argentino en La Pampa, tuvo reiteradas presencias en la Maratón Adidas de Buenos Aires y participó de los Juegos Panamericanos de Mar del Plata en 1995 donde culminó 10º. “Era profesional por lo que hacía pero no por lo que ganaba. Te tenías que ir a Europa para hacer una diferencia económica o seguir perfeccionándote como lo hizo Antonio Silio de Nogoyá. Mi especialidad siempre fueron los 42km, en total corrí 24 maratones y abandoné 3. En una a punto de morirme porque quedé sin potasio, sin magnesio, sin glucosa…, eso fue en 1994 en La Pampa”.

Su mejor marca en una prueba de estas características fue 2.21.03. El único que le hace frente a tales exigencias hoy en día es Walter Jacob, quien ya ha sumado maratones de 42km en La Pampa y en Buenos Aires. Dada esta experiencia Villagra la empleó también para enseñar a los más chicos: “Tenía un grupo de casi 30 gurises, de 9 a 12 años y 6 chicos que ganaban todo. Fue durante la pasada gestión de Ariel Robles, pero ahora no continúa. Vamos a esperar que eso se retome nuevamente. Ojala volvamos a practicar con los chicos porque se habían entusiasmado y venían logrando lindos resultados”, indicó.

Como hombre de la disciplina, siempre es interesante saber sobre su punto de vista al respecto de la actualidad local. “En general, a excepción de Betsabé Páez, el atletismo de Crespo no está bien. No está viviendo un buen momento. Son otros tiempos, completamente diferentes a los que vivimos en los ’80 y ’90. En ese entonces brillaba Mabel Arrúa o Raúl Folmer, como así también la tarea destacada que hacían los entrenadores Pablo Piloni o Aníbal Lanz de donde surgieron varios deportistas destacados”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here