Joel Gassmann repasó su presente deportivo y futuro en el automovilismo nacional

0
3

Gassmann [1600x1200]El joven piloto crespense Joel Gassmann (23 años), visitó esta semana el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, donde en diálogo con El Observador contó sobre su ascendente carrera dentro del automovilístico deportivo y de sus metas y sueños en esta exigente disciplina. Gassmann, quien se inició en el karting cuando tenía 11 años, actualmente compite en el Turismo Nacional con un Ford Fiesta y con un Ford Falcon en el TC Pista, categoría telonera del histórico y exitoso Turismo Carretera, que convoca a miles de espectadores en cada competencia.

“Anteriormente jugué al fútbol, básquet, tenis, pero me atrapó más la pasión del automovilismo. Empecé en el karting, más que nada por hacerlo como un deporte, pero el tiempo fue haciendo que a esto lo haga cada vez más de manera profesional, hasta llegar a estas categorías. Pasé por autos de fórmula, la Top Race, el TC Mouras. Es una actividad que la asumo con la responsabilidad que se merece, como un trabajo y poniendo todo para mantenernos y el día de mañana, poder vivir de esto” explicó Gassmann, quien entre semana trabaja en la parte administrativa de la empresa de su familia.

El destacado piloto resaltó el apoyo que tiene de su papá, “quien desde un primer momento me acompañó económicamente para que pueda practicar este deporte y ahora me asesora y me ayuda a conseguir los sponsor, la mayoría, son clientes o proveedores de la empresa. Hoy tengo un importante respaldo, lo que nos permite incursionar en estas importantes categorías”.

– El comienzo fue en el karting, verdadera escuela para muchos pilotos…  

– Se dice que es lo ideal, la escuela del automovilismo… Hay pilotos que a los 25 años empezaron directamente en un auto con techo y sin dudas, les cuesta mucho más la adaptación y llegar a ser rápido. Mientras tanto, hay chicos que desde los 4 ó 5 años están arriba de un karting, lo cual les facilita mucho más en el futuro. En Crespo tenemos el caso de Emiliano Stang, que se inició desde muy chico y hoy está corriendo en el karting nacional o Iván Oriol en su momento…

– ¿Cuesta mantenerse dentro de una categoría nacional, por los costos que representa?

– Es un deporte muy caro. Hoy por la calle van muchos pilotos que hubiesen llegado igual o más lejos que yo, pero que no han tenido el apoyo económico de las empresas para poder incursionar o seguir. Más allá de eso, también está la capacidad que pueda tener un piloto, la experiencia y rapidez de poner a punto un auto para ser veloz en los circuitos. La audacia, muchas veces hace que se encuentren los límites de un auto…

– Van 2 fechas del TC Pista, con resultados diferentes…

– Estoy 13º en el campeonato, comencé muy bien en la primera fecha, terminado 6° y en la segunda estaba para andar muy bien, pero por un problema, me retrasé. Tengo la posibilidad de estar en uno de los equipos más grandes del país, como lo es el del “Gurí Martínez”, campeón del Turismo Carretera, así que las expectativas para este año son muy buenas…  

– Además de Stang, sos el único piloto de Crespo que está compitiendo a nivel nacional…

– En autos con techo, soy el único representante. Emiliano Stang es un chico de 10 años que está participando en una Copa Argentina de Karting y hasta hace algunos años estuvo participando Alejandro Wagner, con quien somos amigos, en la Fórmula Renault y tuvo que abandonar por cuestiones económicas.

– ¿Te gustaría correr en el exterior?

– Solamente como experiencia para ir a una carrera, pero para encarar algo a nivel internacional, no. Hace un par de año me llegaron invitaciones de un conocido que tuve gracias al automovilismo para ir a correr a Alemania, pero no se pudo dar.  

– ¿Cómo espera este año el debut en el Turismo Carretera?

– Es un sueño que podré cumplir, en una carrera especial de 500 km que se hará el 1 de mayo en Olavarría, con pilotos invitados. Precisamente yo voy a correr con Nicolás Bonelli de Concepción del Uruguay, que está funcionando muy bien en la categoría. El circuito mide 4.800 metros y se correrán 118 vueltas.

– ¿Te queda algún otro sueño por cumplir…?

– Vivir del automovilismo. Si bien tengo la posibilidad de tener la empresa de mi padre donde trabajar, me gustaría ser piloto profesional y estoy haciendo toda la escalera para llegar a serlo. Hasta ahora, uno lo hace porque le gusta y porque está la posibilidad económica, pero hoy no me alcanzaría para vivir del automovilismo.

– ¿Por qué en el automovilismo?

– Porque este deporte despierta pasiones, cuando no hay tanta gente en un circuito, apasiona la velocidad, el vértigo, pero en el Turismo Carretera, con los autódromos colmados de gente, el público es un condimento extra que ayuda muchísimo. Después del fútbol, está la pasión del automovilismo en el argentino. En mi caso, tengo la suerte de compartir mucho tiempo con Omar Martínez, con todo lo que esto significa, porque para el apasionado del automovilismo, el “Gurí” es como un Dios…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here