INTA PRECOP: El Fusarium del trigo también afecta la cosecha

0
4

A través de un informe elaborado por el INTA PRECOP y ante la próxima cosecha de trigo, se dan una serie de sugerencias “para poder aumentar el rendimiento cosechado y mejorar el resultado económico del cultivo para el productor”. El trabajo señala que “durante esta campaña tuvimos una primavera lluviosa y con muchos días de baja insolación, situación propicia para el desarrollo de enfermedades como Fusarium, Mancha Amarilla y en menor medida, Roya Anaranjada. Esto sin dudas, provocó una disminución en los rendimientos por aborto de flores y distinto grado de reducción en el llenado de los granos. Por lo tanto, es de esperar trigos con bajo peso hectolítrico, complicando la separación y limpieza del grano en la cosechadora. Sabemos que las normas de comercialización indican que la tolerancia máxima de recibo sin descuentos es 3%; si la mercadería entregada supera este valor se castiga con un descuento del 2% por cada punto por arriba del 3%. También es para destacar que los granos atacados por Fusarium tienen menor peso específico que los sanos, por lo que en el caso de que se coseche un cultivo atacado por este hongo, se aconseja aumentar el caudal de aire para poder eliminar gran parte de los granos afectados. Esta regulación tiene como desventaja que al aumentar el caudal de aire, se incrementa también la cantidad de sanos que se pierden, sobre todo aquellos de bajo peso hectolítrico. Es por esto que más que nunca se impone la necesidad de controlar las pérdidas de cosecha por el método recomendado por INTA PRECOP (4 aros y el tubo evaluador), para poder determinar qué situación es más conveniente económicamente”.

“Ante este panorama de cosecha de trigo afectado por Fusarium, se aconseja adelantar la trilla, iniciando la misma con humedades de grano entre 17 y 18%, donde existe mayor diferencia de peso específico entre los sanos y secos atacados. En estos casos, se debe aumentar el caudal de aire evaluando las pérdidas de cosecha, hasta encontrar la situación más beneficiosa; es decir, lograr la menor cantidad de granos afectados por Fusarium en la tolva con la menor pérdida de los sanos por ‘cola’. Sería conveniente almacenar, por poco tiempo, el trigo con niveles de Fusarium muy por encima de la tolerancia para luego, con más tiempo, poder optar por una clasificación por zaranda y viento, a fin de bajar la contaminación del trigo a niveles tolerables y evitar problemas en la comercialización”.

Desde el INTA PRECOP se remarca que “aún en años sanitariamente favorables, la recomendación que hacemos es iniciar la cosecha con 16% de humedad del grano, para poder terminar los últimos lotes con cerca del 14%. Esta recomendación está basada en una serie de evaluaciones de pérdidas que realizamos desde hace unos años. Es conveniente afrontar el gasto de secado, merma y ‘flete muerto’ por transporte de grano húmedo, versus cosechar el trigo con 11% de humedad, donde se pierde más dinero. Los invitamos a hacer este ejercicio y verán claramente la conveniencia de cosechar con ese porcentaje de humedad. Esto es simplemente sin tener en cuenta los imponderables que muchas veces ocurren: como una tormenta que puede provocar que el cultivo se revuelque y posteriormente se coseche con mayores pérdidas de cosechadora, se pierda calidad de grano con los consiguientes descuentos y como consecuencia se termine sembrando la soja más tarde, lo cual puede provocar luego una disminución del rendimiento. Es por todo esto que el mejor negocio es anticipar la cosecha”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here