Tarifas: Industrias y comercios también preparan amparos

pymesEl fallo de la Corte Suprema de Justicia, que obligó al Gobierno a retrotraer los aumentos de las tarifas de gas a los valores del 31 de marzo dejó afuera a industrias, comercios y pymes, que sí deberán pagar sus facturas con los incrementos. En el caso de las pequeñas y medianas, deberán hacerlo con el tope de 500% –según la última decisión del Ministerio de Energía–, pero aún así representa un duro golpe en momentos de fuerte caída de la actividad económica.

 

En este contexto, varias entidades anticiparon que encararán la presentación ante la Justicia de medidas cautelares para poder ser considerados, al igual que fueron este jueves, los usuarios residenciales. Advirtieron que esta decisión de la Corte implicará “el cierre de empresas y pérdida de empleos, ya que a las subas de tarifas se suma la inflación, el aumento de las importaciones y la merma del consumo”.

 

El comité ejecutivo de la Unión Industrial Argentina se reunirá el martes para analizar la sentencia y definir los pasos a seguir, ya que unas 8.000 pymes están afectadas por los aumentos. El vocal de la entidad, José Urtubey, anticipó que existe molestia en la institución y que «el fallo del máximo tribunal debería ser un punto de referencia para que el Gobierno revise integralmente todo el cuadro tarifario ajustándose a la ley». «Ahora cualquier organización puede también pedir acatarse a ese fallo, por lo que hay resolverlo desde la política y no desde la Justicia», agregó Urtubey.

 

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) advirtieron que la decisión judicial sorprendió negativamente a las pymes, que «se sienten desprotegidas frente a la arbitrariedad de los aumentos». «Nadie discute la necesidad de actualizar tarifas absurdas; pero en un cuadro recesivo, los aumentos anunciados y replanteados significaron golpes difíciles de absorber», señaló la entidad que dirige Osvaldo Cornide en un comunicado. Además, aseguró que «encaminará donde corresponda las medidas cautelares para defender la producción y el trabajo».

 

Por su parte, el presidente de la Confederación General Empresaria de la Argentina, Marcelo Fernández, afirmó que el fallo de la Corte fue «un mazazo más de los que vienen recibiendo las pymes en lo últimos meses» y advirtió que las empresas «no pueden quedarse pasivamente aceptando un aumento que muchas no van a poder pagar y que a otras las deja directamente fuera de mercado». Fernández adelantó además que en los próximos días habrá una reunión de todas las entidades que conforman CGERA para discutir qué medidas tomar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.