Industriales con espíritu emprendedor, festejan su día este 2 de septiembre

0
1

industriasCada año en esta fecha, El Observador saluda a todos y cada uno de los empresarios que día a día impulsan la continuidad de sus fábricas, pese a todas las adversidades. Es loable su tarea, no sólo por lo que producen y por su trascendencia, sino fundamentalmente, porque son una de las principales fuentes de trabajo del país. Sobre los proyectos de cada industrial y sobre las decisiones que toma desde su mesa de dirección, recae la responsabilidad de mantener y ser el sustento de miles y miles de familias argentinas.

El 2 de septiembre se conmemora el Día de la Industria, debido a que en esa fecha en 1587 se realizó la primera exportación de manufacturas con destino a Brasil. El primer antecedente histórico de la Unión Industrial Argentina (UIA) data del 29 de agosto de 1875. Durante esa jornada, en Buenos Aires, un grupo de personas vinculadas al sector manufacturero decidieron constituir el Club Industrial Argentino, con el propósito de “dejar establecida una sociedad a cuyo amparo puedan actuar los industriales para conseguir, con un trabajo constante, la adopción de varias reformas económicas”. Desde su publicación “El Industrial”, el Club apoya decididamente una política de protección a la industria nacional. Los tiempos no siempre fueron buenos y de hecho, en los comienzos, por 1875 el ministro de economía de aquel momento presentó un proyecto de apertura de la Aduana. Ello dio origen a lo que después se llamó “la Ley de Aduana de 1876”, mediante la cual los industriales logran una reforma que los ampara y beneficia, principalmente a los fabricantes de alcohol, licores, cerveza, ropa, conservas, quesos, jamones, manteca, impresos y sombreros.

La Unión Industrial de Entre Ríos nació en septiembre de 2003, por decisión de importantes referentes industriales y empresas líderes del suelo entrerriano. La entidad surge ante la necesidad del sector de contar con un ámbito donde poder plantear sus inquietudes, elevar sus reclamos, canalizar propuestas y permitir encarar en forma conjunta la defensa de la industria entrerriana en todos los ámbitos. Una de las mayores premisas de la entidad es lograr una verdadera integración del sector, para lo cual se han trazado una serie de lineamientos específicos y de acciones que permitan avanzar hacia esta meta. La UIER sostiene además la necesidad de trabajar en colaboración con otras entidades, organismos, universidades y profesionales a fin de llevar adelante trabajos y proyectos en común que beneficien a la sociedad entrerriana. Como premisa, sus directivos señalan “elevar la competitividad, fortalecer y fomentar la inversión industrial, para mejorar la capacidad de fuerza laboral, que son los pilares que contribuirán al despegue de Entre Ríos”. Entre sus objetivos más precisos, se encuentran conocer, identificar y generar propuestas de solución para las diversas problemáticas de sus asociados, defender el principio de la propiedad y de la empresa privada como factores básicos del crecimiento económico, jerarquizar la función del empresario industrial, propiciar la integración de la industria nacional a los mercados internacionales y defender la rentabilidad empresaria como base misma de la existencia de la empresa.