Impulsan medidas en Entre Ríos para la “captación temprana” de casos de cáncer de colon

0
7

El Instituto Provincial del Cáncer brindó esta semana una nueva capacitación, en este caso sobre el programa de detección de cáncer colorrectal, dirigida a equipos de atención primaria de la salud. Al respecto, la directora del mencionado organismo, Claudia Enrique, explicó que con estos encuentros, le están dando continuidad a las actividades de dicho programa y adelantó que la próxima instancia se realizaría el 5 de junio, destinada al segundo nivel de atención (médicos, enfermeros y especialistas), se informó a El Observador. En esa oportunidad también se realizará una actividad destinada a sensibilizar a la población en general en la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles.

“Es un cáncer que tiene una alta incidencia y mortalidad en la población a nivel mundial y también en Argentina, donde es el segundo más frecuente si se toman los dos sexos”, señaló por su parte, el Dr. Nicolás Fernández, médico referente de la costa del Paraná de este programa del IPC.
“El grupo de riesgo que queremos tomar son aquellos pacientes de entre 50 y 75 años que no tienen síntomas ni antecedentes familiares. Se apunta a esa franja etárea, ya que es en este rango donde se da mayor incidencia de este cáncer y también en el que se puede detectar en un estadío temprano y que se puede curar haciendo tratamientos menos invasivos”.

La propuesta consiste en ofrecerles a estos pacientes un test que permite detectar sangre oculta en materia fecal, lo cual puede ser un indicio de cáncer de colon. Tras la lectura de la muestra, reciben consejería, dependiendo del resultado: si es negativo, se les informa que tienen que repetirlo al año y si es positivo, deben realizarse una colonoscopía.

Desde el Instituto se remarcó que si se detecta la presencia de sangre con esta prueba, eso no significa necesariamente que el paciente tenga cáncer de colon (puede haber sangre provocada por un pólipo, un divertículo o hemorroides, entre otras posibles causas). Por eso es que se indica un segundo estudio, que es el que permite obtener el diagnóstico definitivo.

Hay otros grupos de pacientes, de mediano y alto riesgo, que son aquellos que ya tienen síntomas, como sangrado rectal, pérdida de peso, dolores, malestares o bien pacientes que tienen antecedentes familiares de cáncer de colon, que tienen indicada directamente la colonoscopía.

 

¿En qué ayudan los tests?

 

Los estudios han demostrado que estas pruebas permiten detectar el cáncer en forma temprana y pueden reducir las muertes causadas por esta enfermedad. Esto se debe a que el tiempo entre la aparición de los pólipos del colon y el desarrollo del cáncer es de unos 10 a 15 años y a que estas lesiones, se pueden eliminar quirúrgicamente reduciendo con ello la mortalidad asociada.

La prueba de sangre oculta en deposiciones no tiene ningún riesgo conocido y una ventaja es que puede ser realizado por la persona en su propia casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here