Hubo una vez que Paraná Campaña se enfrentó a Boca

Alberto J. Armando fue un destacado presidente en la historia de Boca Juniors. Durante sus años al frente de la institución se obtuvieron varios títulos, entre ellos dos Copa Libertadores de América y una Copa Intercontinental.

Al margen de lo deportivo existía una intensa actividad en otras áreas con la idea de agigantar la marca Boca. En este sentido la entidad llevó adelante el proyecto “Escuelas Rurales”, que tiene su origen en el año 1968 cuando el club donó 23 escuelas prefabricadas a diferentes localidades del interior del país. Algunas de ellas fueron reconstruidas y no conservan la estructura original o ya no funcionan como establecimientos educativos. Pero otras se mantienen y gracias al programa “Armando Escuelas” de la actualidad, siguen en marcha y recibiendo colaboración del Xeneize. Una de ellas está ubicada en Colonia Crespo, la cual es conocida en la zona como “Escuela de Boca”.

El 1º de mayo de 1968 fue inaugurada y en esa ocasión se disputó un partido entre una Selección de la Liga de Paraná Campaña y la Tercera del equipo de La Rivera, lo que actualmente se denomina Reserva. Aquel encuentro resultó un gran acontecimiento para toda la región y más aún para el fútbol de estas tierras.

Miguel Villanueva, radicado en Seguí, integró el combinado de Paraná Campaña. “Era un mundo de gente, impresionante. Perdimos 1-0 con gol de Romerito (Victor Hugo Romero, una gran promesa) quien jugaba de 11 y luego pudo disputar partidos en el profesionalismo. El arquero era Candia, me acuerdo de Zeballos y Bongiovani que también llegó a Primera y despues dirigió a Patronato”, le comenta a El Observador en la charla telefónica.

50 años se cumplieron de aquel acontecimiento verdaderamente trascendental para el balompié zonal. “Para nosotros fue una experiencia imborrable. Esa noche no dormí, tenía 24 años y todo el mundo fue a vernos porque éramos una selección con jugadores de distintos clubes”, agrega. “En esa época ya se notaba la diferencia entre esa Tercera que era prácticamente profesional. Imagínate que después tuvimos un agasajo, de un lado del tablón estábamos los de Paraná Campaña comiendo y tomando algún vinito y del otro lado los de Boca a quienes se les prohibía tomar alcohol. Un hombre inspeccionaba la mesa y si veía una botella, la hacía sacar”, narra con devoción.

Aquella Selección liguista alineó en el equipo titular a Gringo Cumar, Víctor Palacios, Rogelio Siebenlist, Oscar González, Mario Monzón, el Gato Giménez (papá de Bruno Marioni, ex futbolista de gran trayectoria), Petiso Olmos, Miguel Negrito Quinteros, Luis Ruiz Moreno (hermano de Ricardo quien llegó a Independiente), Miguel Villanueva y Horacio Torres. El DT era José Pepé De Mercurio. El presidente de la Liga en aquel entonces, era Alejandro Kempel.

Un momento para todos los tiempos de quienes pudieron vivirlo en carne propia, y más aún quienes pudieron enfrentar a la casaca azul y oro de Boca Juniors.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.