Hoy se conmemora el “Día de la Reafirmación de los Derechos del Estudiante Secundario”

0
492

lapices9bEste 16 de septiembre se conmemora el “Día de la Reafirmación de los Derechos del Estudiante Secundario” y en ese marco el Consejo General de Educación instituyó por Calendario Escolar que durante esta semana del 16 al 20 de septiembre las escuelas secundarias trabajen sobre el 37º aniversario de la Noche de los lápices.

Para este fin, el Área Educación y Memoria envió a todas las escuelas secundarias de la provincia, ejemplares de la Cartilla 16 de septiembre, como sugerencia para promover el ejercicio de memoria y el pensamiento crítico sustentado en la verdad y la justicia.

El contenido de dicha publicación apunta a investigar y pensar sobre ¿qué se recuerda el 16 de septiembre?, ¿Cómo se recuerda y por qué?, las movilizaciones juveniles que hicieron historia en nuestro país y el rol de los jóvenes en el presente.

La reflexión sobre el pasado reciente debe ir acompañada del debate y la construcción de espacios donde los jóvenes se encuentren y consoliden su rol como ciudadanos responsables. A lo cual se añade hoy, el reconocimiento de las nuevas e históricas oportunidades que la actual gestión de gobierno habilitó para ellos. Tal es así el caso de la Ley Nacional Nº 26.774 que garantiza el goce de los derechos políticos a partir de los 16 años.

Para recordar en Entre Ríos el Día del Estudiante Secundario fue instituido por la Ley Provincial Nº 8170 en 1988, como Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios en conmemoración a lo sucedido el 16 de septiembre de 1976, cuando un grupo de estudiantes de la Esc. sec. Nº 3 de La Plata fue secuestrado por las Fuerzas Armadas y sometido a torturas y vejámenes en distintos centros clandestinos de detención.

Eran jóvenes militantes, protagonistas del convulsionado mundo social en que les tocó vivir, algunos pertenecientes a la Unión de Estudiantes Secundarios y otros a la Juventud Guevarista. Reclamaban la recomposición del Boleto Estudiantil Secundario que la dictadura había anulado como beneficio de la democracia aumentando el precio del boleto escolar.

Durante esos años y particularmente entre agosto y octubre de 1976, jóvenes entrerrianos que cursaban sus estudios secundarios sufrieron los mismos tormentos.

El ejercicio activo de la memoria es, al decir de la socióloga Elizabeth Jelin, “fundamental para el procesamiento de los dolores colectivos”. La dictadura, el terrorismo de Estado, fue y es un gran dolor colectivo.

La memoria, en particular del acontecimiento que llamamos La Noche de los Lápices, constituye un ejemplo en este sentido, por que ha ido cambiando y transformando la memoria social.

El hecho fue conocido y tuvo resonancia pública a partir del Juicio a las Juntas Militares en el año 1985 cuando Pablo Díaz -joven sobreviviente- narró su historia ante la justicia. Un año después el testimonio logró ampliarse a causa del libro que le dió nombre al horror y hoy referimos como “La Noche de los Lápices”, de los periodistas Héctor Núñez y María Seoane. Posteriormente apareció la reconocida película basada en la obra literaria del director Héctor Olivera.

En los primeros años de la democracia a partir de 1983 La Noche de los Lápices se convirtió en bandera de numerosos centros de estudiantes.