Holdstein: “No apuntamos principalmente al resultado, sino al progreso de la jugadora”

0
3

Es otro momento de buenas nuevas para la Escuela Municipal de Vóley crespense. Mientras en las categorías menores, se avizora interesantísimos proyectos, las chicas de Sub 16 y Sub 18 dan vueltas olímpicas. Ambos elencos obtuvieron la Liga Provincial de Menores, por lo cual disputarán la Copa Argentina durante septiembre en Mar del Plata.

voley DSCN8719 [Observador web]Mauro Holdstein, entrenador y formador junto a Lucrecia Ferrari, de cada una de las chicas, efectuó un balance de la última competencia desarrollada en Colón donde la Sub 16 se subió a lo más elevado del podio. Hizo hincapié que lo más fuerte que tiene el grupo, es el crecimiento que ha logrado cada jugadora. Varias de ellas, a pesar de tener 15 ó 16 años, juegan en Sub 18. La experiencia que le otorga el hecho de jugar en una división superior a su edad, para luego trasladarlo a la cancha, es otra de las virtudes.

De cara a la Liga Nacional, se trazaron como meta ambiciosa ubicarse entre los ocho mejores elencos. Reconoce que resulta “ambicioso” porque no será tarea sencilla. En frente estarán los mejores combinados del país. Mientras siguen con el proceso de desarrollo en cada una de las jugadoras, quienes van ganando madurez año a año y hoy conforman grupos homogéneos donde no se depende de individualidades.

 

– ¿Se cumplió el primer gran objetivo con Sub 16?

– Sí, la verdad que sí. Cuando arrancamos cada año, siempre nos ponemos objetivos. Uno de ellos, quizás el más importante, era ganar una Liga Provincial para acceder nuevamente a una Liname (Liga Nacional de Menores). Habiendo logrado el título con Sub 18, ya era fantástico; ahora con las nenas de Sub 16, es increíble.

– Este equipo viene con la base de una gran campaña en Copa Argentina.

– El año pasado, con Sub 14, este mismo equipo obtuvo el tercer puesto en la Liname, lo cual fue grandioso, venciendo a equipos muy reconocidos en todo el país. Ahora son Sub 15 y le ganaron la final a un rival durísimo como Echagüe que tiene jugadoras que sí son Sub 16. Sabíamos que no iba a ser fácil. Armó un equipo con chicas de otros clubes, hizo un combinado muy fuerte y su intención era salir campeón. Durante el año nos enfrentamos tres veces, ganamos dos y perdimos uno por la Asociación. Resultó un partido emotivo y tuvimos la capacidad suficiente para resolverlo en momentos fundamentales.

– Podría decirse que Echagüe y San José eran los rivales a vencer.

– San José estaba en igualdad de condiciones que nosotros. Tenían chicas Sub 15 e inclusive algunas Sub 14. En la semifinal nos medimos con ellas y no fue sencillo. Ganamos ajustadamente el primer set y eso les dio cierta tranquilidad a las chicas para que los siguientes parciales sean con ventaja amplia. Igualmente no fue fácil, son equipos duros, con historia. Entre los tres éramos los elencos preinscriptos para jugar Copa Argentina, de modo que todos teníamos la intención de lograr ese pasaporte. Las chicas entraron a la cancha a ganar cada partido y no regalar nada, ni mucho menos confiarse de que un partido está cerrado. Mirá lo que le pasó a Brasil contra Argentina en la final de los Panamericanos. Pensaba que lo había ganado en el cuarto set y se lo terminó dando vuelta. Ese segundo en el que te relajás en el vóley, o en cualquier deporte, permitís que tu rival se agrande y pueda vencerte.

???????????????????????????????– ¿Qué es lo más fuerte que tiene este equipo?

– A diferencia de otros elencos de Crespo, posee buena altura. Personalmente tengo 16 años en esto y uno va adquiriendo experiencia, va evolucionando dentro de su actividad. Pienso que hoy nos toma con una mayor madurez tanto al equipo como a los conductores. Tenemos jugadoras de mucho roce. Por ejemplo, de este elenco Sub 16, solamente dos no juegan en el Sub 18. Eso te marca cómo están formadas y el roce que tienen. La evolución que logran mediante esa vivencia. Jugás en Sub 18 y compartís cancha con jugadoras más grandes, experimentadas, buenas jugadoras, verdaderas capitanas dentro de un equipo, tomás eso y después lo llevás una categoría menor, y se observa la diferencia. Es algo sumamente positivo.

– El hecho de que aparezcan jugadoras que conduzcan al equipo dentro de la cancha, viene también por la formación que le van inculcando.

– El equipo de Sub 18 tiene seis años de proceso. Entonces lo que buscamos cuando iniciamos este camino, es que sean todas capitanas. Es el objetivo mayor. No apuntamos principalmente al resultado deportivo, sino al progreso de la jugadora como tal. Siempre el capitán se destaca sobre el resto, sea por su capacidad de juego o por su personalidad. En este caso pretendemos que todas logren esas virtudes y luego se refleje en el juego. Apuntamos a que nuestros equipos lleguen a Sub 16 o Sub 18 con seis y ocho capitanas. En Sub 16 tenemos cuatro y se nota, se hace notar esa evolución.

– ¿A qué se apunta en la Copa Argentina?

– Lo que se vivió el año pasado, es algo que no sucede todos los días. Fuimos con un equipo de tan sólo siete jugadoras. Con Lucre decíamos: “Es corto, eh”. Y realmente era muy corto para una competencia de semejante magnitud. No es fácil jugar contra equipo de 12 jugadoras y las 12 juegan. Fue impensado que un elenco proveniente de una ciudad tan pequeña, logre el tercer puesto en una Copa Argentina. No sucede todos los días. Algo ambicioso que nos propusimos para este año es meternos entre los ocho mejores. Sería un sueño, como siempre no será nada sencillo.

– ¿Cuál es la principal característica de la Copa Argentina?

– Cuando uno va a una Copa Argentina, todos los puntos son muy intensos. Desde el primero hasta el último. Vos tuviste la posibilidad de jugar una competencia de ese nivel y te das cuenta que resulta altamente agotador para un jugador. Cada punto, cada set, cada partido.

– Como todo equipo, hay hinchada detrás.

– Sí, totalmente. Aunque no estén físicamente, sabemos de la fuerza que hacen. Entre las mismas chicas también, de distintas categorías. Por eso les quiero agradecer, principalmente, al grupo de chicas que hoy me toca entrenar. Ellas siguen eligiendo ir a sufrir a los entrenamientos, porque realmente se va a sufrir, nada se regala. A los papás que nos acompañan, que son un eslabón fundamental. A la Municipalidad que nos brinda muchas cosas. Uno hace su trabajo con tranquilidad sabiendo que tenés ese respaldo. Y a toda la sociedad de Crespo, que siempre apoya a todo el grupo de chicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here