Historias de emprendedores: Hoy, el crespense Diego Crudo

1524 Diego Crudo [1600x1200]El crespense Diego Crudo siempre soñó con emprender un proyecto que le permita depender de él mismo. Toda su vida realizó trabajos administrativos, transitando por una inmobiliaria, la municipalidad y otros comercios. En 2008, descubrió que su interés estaba relacionado con el rubro metalúrgico. Así, empezó a interiorizarse en el tema y a realizar capacitaciones con miras a lograr algún día tener su taller.

 

Comenzó realizando pequeños trabajos, como parrillas y discos pero a través de su crecimiento actualmente confecciona bebedores y comederos para ganado porcino y vacuno. Además, realiza trabajos de jerarquía para industrias emplazadas en Crespo. Sus primeros pasos los dio en los momentos libres que tenía luego de su trabajo administrativo, realizando pedidos de conocidos. “Me dedicaba a esto medio día, cuando salía de la oficina realizaba los trabajos que me iban pidiendo y de paso iba aprendiendo el oficio” recuerda.

 

El emprendimiento fue creciendo junto al deseo de dedicarse exclusivamente a esta actividad. El trabajo de oficina lo disfrutaba cada vez menos y fue así que se decidió a investigar fuentes de financiamiento con las cuales poder concretar su anhelo: instalar un taller metalúrgico que se transforme en su medio de vida.

 

Fue durante esos meses cuando una persona allegada le comentó que en la Dirección de Jóvenes Emprendedores de la provincia se otorgaban créditos a emprendimientos de las características del suyo. Diego cuenta que “vi allí la oportunidad de crecimiento y poder trabajar de lo que me gusta. Me inscribí, confeccioné un plan de negocios con el asesoramiento de la Dirección y por suerte me fue bien. El trámite fue sencillo, presenté los requisitos que me exigían y viajé a Paraná por una entrevista. Luego de un tiempo recibí la notificación que mi proyecto había salido favorecido”. De esta manera, decidió dejar el trabajo que tenía y dedicarse full time al emprendimiento.

 

Puso en marcha su negocio invirtiendo el crédito recibido: “Armé un taller y comencé a ofrecer mi trabajo todo el día pero costaba que confíen en mí y me contraten, tuve suerte de tomar algunos trabajos domiciliarios”.

Actualmente, el emprendimiento ha logrado tal volumen de trabajo que en ocasiones contrata algunas personas para poder cumplir con los plazos propuestos a los clientes. Hoy, no sólo realiza trabajos domiciliarios sino que presta sus servicios a empresas del parque industrial, las cuales lo contratan con periodicidad.

En cuanto al futuro de su emprendimiento, comentó que “está el proyecto, si seguimos creciendo, de ir a instalarnos al parque industrial. Esto sería un salto importante pero perdería el contacto de cercanía con los vecinos que ante cualquier situación me tienen a mano para pedirme algún trabajo”. Pero esa historia, será el próximo desafío que deberá resolver este emprendedor crespense.

 

Cabe acotar que para más información con la Dirección de Jóvenes Emprendedores, los interesados se pueden dirigir a Cervantes 69 de Paraná, llamando al 0343-4840964 o por mail a jovenesemprededoreser@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.