Historia y presente del Parque Industrial de Crespo

0
8

parqueDesde hace algunas ediciones, El Observador viene publicando una serie de notas en relación a la historia y presente del Parque Industrial de Crespo, que fue ideado en 1979 por la “Corporación de Desarrollo Proyecto Crespo 2000”, entidad multisectorial que logró motivar a las autoridades de ese momento, para que se compren las primeras 14 hectáreas para la radicación de fábricas e industrias. En estos 35 años, el PI de Crespo tuvo un sostenido crecimiento, siendo en la actualidad, uno de los más pujantes de Entre Ríos, pero como crece, también necesita nuevas inversiones y mejoras que los propios empresarios están motorizando, con el acompañamiento de las autoridades locales.

Lucas Sack, empresario del rubro metalúrgico, recordó que la firma que integra la inició su padre, hace 25 años, “con un taller que tenía en el fondo de su casa, pero luego, se dio la posibilidad de trasladarnos al Parque Industrial, donde tenemos una empresa que sigue creciendo y que me toca conducir con mis hermanos (Francisco y Vladimir). En un principio, nos dedicábamos al mantenimiento industrial de plantas de silo, posteriormente incorporamos la fabricación de los desactivadores de soja y ahora estamos haciendo instalaciones industriales (calderas) y la fabricación de máquinas para la industria alimenticia”.

Como la gran mayoría de los empresarios radicados en el PI de Crespo, la firma Sack planea seguir creciendo y en ese marco destacó que “contamos con un terreno importante y lugar para seguir ampliándonos, pero por el momento, creemos que no es época para pensar en algún nuevo emprendimiento, pero hay espacio como para que cuando surja, lo podamos llevar adelante”. Acotó que “a pesar de la situación económica, tenemos mucho trabajo desde que empezó el año. Dentro de todo, en la zona y en nuestra empresa, la actividad se mantuvo estable”.

Sack valoró las obras que se concretaron en iluminación, pavimento y gas natural, “lo que fue realizado con aportes del gobierno y los empresarios” y sostuvo que sería importante que se reactive la comisión del Parque Industrial, para tratar de ayudar en la solución de las necesidades que se tienen. Al respecto dijo que “una de las cosas que más se pide, es la recolección de los residuos, servicio que hoy no existe, por lo que cada empresario se tiene que hacer cargo. En cuanto a seguridad, estamos bastante solos, a pesar que cada industrial, ayuda a la comisaría local, haciendo su aporte. Sería ideal que haya un solo ingreso, con una persona en la casilla, no solo para controlar, sino para que quien venga de afuera, tenga a alguien que pueda orientarlo”.

Hernán Fontana, propietario de Juli Croc, empresa que hace 6 años está radicada en el Parque Industrial, recordó que si bien la firma nació en María Luisa, “vinimos a Crespo por la infraestructura que tenemos a disposición, como cloacas, gas natural y otros servicios. Nosotros trabajamos con la elaboración de palitos salados y papas fritas, que necesitan mucha cantidad de agua y el gas además, es un insumo muy importante”. 

Su empresa, que genera decenas de puestos de empleo, tiene importantes proyecciones y en ese marco remarcó que “hemos incorporado nuevas propuestas, estamos certificando productos para celíacos y sumando nuevos mercados”. Acotó que “las ventas se mantienen sostenidas y si bien el panorama futuro es incierto, estamos cumpliendo con los objetivos y con todo lo previsto a principio de año”.

Fontana abogó para trabajar en conjunto con las autoridades y los demás empresarios para ir dotando al Parque de cada vez más servicios. “Uno es el tema de la seguridad en los accesos, quizás incluyendo más cámaras, alguna vigilancia… En nuestro caso, como tuvimos un hecho lamentable de inseguridad a fines del año pasado, incorporamos tecnología, como alarmas y demás. Lo mejor sería que el Parque Industrial cuente con una única entrada y salida, con una garita y una persona que realice el correspondiente control”.