“Se necesita que todos los municipios tengan su Consejo Asesor de Discapacidad»

Hilderman 1 [1600x1200]Visitó esta semana el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, la viceintendenta y presidenta del Consejo Asesor de Discapacidad, Dra. Mariela Hildermann, quien en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador, habló de la presidencia del HCD, pero fundamentalmente en esta nota hizo referencia a otra faceta de su vida y de cómo pudo sobreponerse a un grave accidente de tránsito, ocurrido hace 22 años, que le impidió volver a caminar.

– Su historia de vida es considerada un ejemplo, de cómo los obstáculos se pueden superar y los objetivos se pueden cumplir…

– Cuando una persona sufre una circunstancia como la que me tocó pasar, uno tiene que pensar en positivo, debe buscar la manera de salir adelante. A veces, los problemas no se pueden resolver, una discapacidad como ésta, no se puede curar, pero no quiere decir que la vida haya fracasado o terminado. Hay que buscar la manera de salir adelante, hay gente que se envuelve en el problema y no busca solución, sino que sigue en un círculo y entra en la depresión. Hay que salir de la casa, pedir ayuda, ya que hay profesionales que pueden hacerlo. La gente es muy solidaria y uno si se abre a los demás, los demás también van a colaborar con uno. Hay que hacer vida social, trabajar, proponerse hacer algo por los demás. No mirar hacia atrás y ver qué metas se plantea y cómo lograrlas. Yo tuve el accidente el 3 de enero de 1994, cuando tenía 17 años. Me conducía en un auto por un camino de tierra y en el trayecto me encuentro con otro vehículo que venía de frente, me corro hacia un costado y cuando quiero volver a la huella, pierdo el control del rodado, que terminó volcando. Al ser despedida del mismo, me lesioné las vértebras cervicales… Recuerdo que me auxiliaron, me llevaron a Ramírez y desde allí me derivaron a Paraná, donde estuve internada 20 días. Retorné a casa ya sin poder caminar. Ese año (1994) no pude iniciar el colegio. Me dediqué a la rehabilitación y me practicaron una cirugía de médula espinal en Libertador San Martín. En 1995, mis condiciones físicas estaban adecuadas para seguir con los estudios y lo hicimos con mi hermano. Terminé el secundario, fui abanderada y luego llegó el momento de iniciar la Universidad. Elegí la carrera de abogacía, que me llevó 10 años hasta recibirme. Posteriormente, hubo que pensar en dejar el campo e irme a vivir a una ciudad, para ejercer la profesión. Optamos por Crespo, puse mi estudio jurídico y empecé a trabajar. Al poco tiempo ingresé a la Federación Agraria, como lo conocía a Alfredo De Ángeli y empecé a incursionar en la política…

– Llegó a ser hoy la vicepresidenta municipal de una de las ciudades más pujantes de Entre Ríos…

– Cuando empecé en política, era para acompañar a De Ángeli y más que nada para fiscalizar la elección que él iba a tener y asegurar la transparencia, pero no tenía aspiraciones políticas. Posteriormente llegó esta convocatoria de ser candidata. Nunca pensé que iba a estar en una silla de ruedas, ni que iba a ser viceintendenta, son desafíos que la vida me ha puesto… Luego de terminar la primaria, esperé dos años hasta que mi hermano egrese para empezar los 2 juntos la secundaria. Como me quedaba lejos para ir sola, era complicado, teníamos que ir en tractor todos los días para llegar a la Escuela Agrotécnica de Don Cristóbal. En ese momento, el pavimento más cercano estaba a 30 km. y si llovía no se podía salir. Conozco las peripecias que pasa el sector rural…

– Después de 8 meses de gestión, ¿era lo que pensaba la función pública?

– Me siento conforme con lo que hago, estoy contenta y me siento satisfecha con el trabajo que llevamos adelante. El HCD está funcionando bien; tenemos un buen grupo, con 11 concejales que trabajan para resolver los problemas que van surgiendo. También es buena la relación con el Ejecutivo, con los funcionarios estamos haciendo reuniones de gabinete todas las semanas, donde cada uno desde su área informa lo que está realizando.

– Además de la viceintendencia, tiene la responsabilidad de presidir el Consejo Asesor de Discapacidad de la ciudad…

– Y también represento al departamento Paraná en el Consejo a nivel provincial. En esta temática se viene avanzando mucho, pero falta, se necesita que todos los municipios tengan su Consejo Asesor. De hecho era impensado que una persona con discapacidad, pueda integrar el gobierno, hoy lo tenemos en la vicepresidencia de la Nación, en los municipios. Al discapacitado no se lo tenía en cuenta durante muchos años y hoy puede formar parte de la vida laboral de las comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.