Hernandarias: Godoy se refirió al presente del sector comercial

A fines de marzo se concretó en Hernandarias la apertura de un supermercado de origen asiático, lo que ocurrió luego de que se realice un debate en las dos gestiones de gobierno municipal e incluso hubo una ordenanza que suspendió dichas habilitaciones por un tiempo determinado, que caducó en diciembre de 2017 y no se hizo la prórroga respectiva de dicha norma legal.

Al respecto, el presidente de la Comisión Directiva del Centro de Industria, Comercio y Turismo de esta localidad (CICyTH), Maximiliano Godoy, en declaraciones a El Observador comentó que “este año desde el Concejo Deliberante no se renovó la vigencia de la ordenanza que suspendía por 6 meses las habilitaciones de grandes superficies o cadenas comerciales. Nosotros teníamos la información de la apertura de un nuevo supermercado, hecho que se concretó hace más de un mes. Más allá de eso, nuestra lucha como Centro Comercial, no es en contra de, sino que es en defensa de nuestros comerciantes locales que hace años están instalados en la localidad y tienen una importante trayectoria”.

A su vez, el también integrante de la Federación Económica (FEDER) y de la Cámara Entrerriana de Turismo, remarcó que “por ello es que seguiremos bregando para terminar un estudio socio-económico, que se encuentra a cargo de referentes de la Facultad de Ciencias Económicas (Paraná), cuyo proyecto se cumplimentó con el apoyo del municipio y desde nuestra entidad hicimos las gestiones correspondientes. Con los resultados de esa propuesta, tendremos un panorama certero de cómo afecta la radicación de nuevos locales comerciales en nuestro pueblo y cuál es el impacto comercial que tiene la llegada de estas grandes cadenas. Es decir que el mencionado estudio nos daría luz sobre este tema para tener una base y a partir de ahí poder repetirlo cada dos, tres o cuatro años, para tener una comparación y ver si el comercio local se mantuvo, creció, mejoró o bajó su calidad y cómo fue la convivencia en este caso con el nuevo supermercado”.

Godoy además manifestó que el proyecto terminado, también servirá para conocer los rubros faltantes en el pueblo, ya que la oferta y demanda no siempre es equilibrado. “Nos permitirá tener un diagnóstico de los distintos servicios y comercios que brindan sus productos, tanto a los habitantes de la comunidad, como así también a los turistas que durante el año nos visitan. Lo que además favorecerá a la radicación de nuevos inversionistas privados que tendrán con claridad qué negocios o servicios están faltando”.

– ¿Afectará al cierre de negocios?

– Tenemos un sinfín de radicaciones de comercios en la localidad, inicialmente parecería inocuo y en estos últimos meses hemos visto que han cerrado pequeños almacenes y tiendas de ropa. En principio pareciera que la nueva radicación no está afectando y desde el Centro estamos viendo las primeras consecuencias, hay que ver si esto se agrava con el tiempo o es una mera coincidencia el cierre de algunos negocios. Por ello nos preocupa la instalación no reguladas de cadenas o grandes superficies, ya que si cierra aunque sea un solo negocio, ya es triste para nosotros. Debemos contar con una base sólida para corroborar si esta situación se da o no por la instalación de los mismos.

– ¿Cómo ve en general el panorama económico actual?

– Los negocios de ropa y calzado son los sectores a los que más les está costando reactivarse y allí es donde percibimos que el panorama es un poco más grave. El sector alimenticio se mantiene, no han crecido las ventas, pero todos comparten una cierta sensación de esperanza en el sentido de que en la brevedad se va a reactivar, más allá que hay una demora y la economía no fluye normalmente. Estamos en una pequeña línea muy fina donde no podemos decir que la situación es extremadamente grave, pero tampoco nos vamos reactivando, es como si estaríamos en un impás y eso genera cierta incertidumbre.

A lo que se suma el incremento de las tarifas, donde hay comercios que tienen números inconcebibles y el aumento de los combustibles, donde varios comerciantes nos han manifestado que cierran el mes con lo justo y se percibe una cierta angustia por estos incrementos que también generan incertidumbre en la mayoría de los sectores.

– ¿Hay un mensaje alentador?

– La gran mayoría de los comerciantes mantienen la esperanza y la visión de mejorar, todos creemos que al igual que el año pasado tuvimos los primeros meses complicados y el resto del año se activó.

Por allí, no tenemos el panorama general de todo y nos muestran sólo una parte, porque por ejemplo para el sector turístico viene siendo un año excelente que va en contra de los pronósticos. En Semana Santa, hubo récord histórico en movimiento turístico y desde la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) dieron a conocer un informe donde se movieron 7 mil millones de pesos, lo que quiere decir que el potencial está. Como ocurrió también de enero a marzo con la industria automotriz en récord de ventas, pero lo que ocurre que esa bonanza no está siendo pareja en todos los rubros, hay sectores que la están pasando peor que otros y algunos que les están yendo bien.

En nuestra comunidad los comerciantes a pesar de todo, conservan un alto grado de optimismo, donde todos tienen intenciones de seguir adelante, de crecer, esperan poder estabilizarse y esa cuota de confianza y esperanza en el sector se percibe…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.