Gualeguaychú: la Asamblea Ambiental realizó una masiva caravana contra UPM

0
0

upm.jpg_2069580699La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú y vecinos de la localidad, realizaron este domingo una masiva caravana al puente General San Martín, cruzaron al vecino país, y leyeron una proclama, para rechazar el aumento de la producción de la contaminante finesa Botnia-UPM, autorizado por el gobierno uruguayo, confirmó el integrante de la organización Juan Veronesi.

Según consignó AIM, Veronesi precisó que más de 230 vehículos participaron de la caravana, que cruzó hasta el lado uruguayo, y mientras seguía su curso, ya que no se interrumpió nunca, se leyó el documento titulado: “Las deudas ambientales también se pagan”.

El asambleísta explicó que la gente está indignada y más aún, “desde que supo que Uruguay había aprobado un aumento de la producción. Más producción es más contaminación y aunque estamos de acuerdo con la decisión del gobierno de volver a La Haya para realizar un nuevo reclamo ante la Corte Internacional de Justicia, ratificamos que lo que nos interesa es el desmantelamiento total de la pastera finesa”.

Veronesi destacó que Gualeguaychú “quiere que se ratifique el pedido de desmantelamiento de la planta porque hay pruebas de que es contaminante. Protestamos por el aumento (de la producción) pero también por lo que dijimos siempre, que es que queremos su desmantelamiento”.

El dirigente de la Asamblea se esperanzó en que el gobierno demuestre ante La Haya “la contaminación que no pudo probar antes el Tribunal, porque ahora sí que hay pruebas y de sobra”.

El texto que se leyó en la cabecera del Puente General San Martín, pero en la frontera con Uruguay, donde está la Aduana, es el mismo que se dio a conocer luego que el gobierno expresara su intención de pagar a los fondos buitres que reclamaron por los bonos de la deuda ante la justicia de Estados Unidos.

Los ambientalistas indicaron que “las deudas ambientales también hay que pagarlas”. Y, señalaron: “hoy nos encontramos ante un nuevo atropello, por parte del gobierno uruguayo, a pactos entre pueblos hermanos”.

“También vemos con gran preocupación las respuestas espasmódicas que ensayan nuestros representantes a dichas violaciones, manifestándose puntualmente cuando el Uruguay avanza ilegalmente en éste conflicto, quedando después todo en el olvido”.

En ese marco, rememoraron que en distintas oportunidades se dijo que “estamos en presencia de una empresa ilegal y contaminante” y que era “la peor empresa en el peor lugar”.

Asimismo, reprocharon a las autoridades haber anunciado que iban “a la Corte exigiendo el -desmantelamiento o la relocalización- de Botnia (UPM)”.