Gervasoni: “El actual gobierno debería tener más sensibilidad social”

Gervasoni [1600x1200]Visitó el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el diputado nacional Dr. Lautaro Gervasoni (Frente para la Victoria, ex secretario provincial de la Juventud, de Rosario del Tala), quien dialogó con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador, sobre la tarea legislativa, proyectos en marcha y se refirió al presente económico y político del país.

– ¿Cómo ve hoy al peronismo y al Frente para la Victoria, que en la Cámara que integra, sufrió la división del bloque?

– Del bloque se fue Diego Bossio (ex titular de ANSES) a principio de año y los integrantes del Movimiento Evita también lo hicieron, más algunos otros diputados aislados. Que se hayan ido del bloque, no significa que acuerden con las políticas nacionales y demás. Son métodos o estrategias diferentes para construir poder. Los compañeros del Evita que se fueron hace poco, no nacieron al calor de los últimos 12 años, con las organizaciones sociales y demás. Ellos no traicionan un ideal, sino que tienen una forma distinta de ver la realidad. Desde mi punto de vista no hay que atacar a ningún compañero, son cosas que pasan a un segundo plano, cuando tenemos situaciones más urgentes que atender.

– ¿Cree que es mayoría el kirchnerismo dentro del PJ de ER?

– La expresión más genuina que hemos tenido en los últimos años del peronismo, ha sido el kirchnerismo, con los gobiernos de Néstor y Cristina. Se le ha puesto un rótulo de “kirchnerismo”, como cuando fue el menemismo o el duhaldismo. Todos tenemos una misma matriz, que es la del peronismo y no importa el lugar de pertenencia o de donde venga, sino que podamos tener las banderas del justicialismo abiertas, lo demás es una cuestión anecdótica.

– ¿Lo ven a Massa como un posible aglutinador de esos dirigentes y militantes que se han ido del kirchnerismo?

– No sé si Sergio Massa podría ser un aglutinador. Es un hombre que se presentó en las elecciones pasadas, que estuvo dentro de los gobiernos de Néstor y Cristina y que por desavenencias y demás, decidió irse y formar su propio partido, con gente que venía del peronismo. Quedó como un actor político que hay que mirarlo en los próximos tiempos. Lo que creo es que en un momento de reacomodamiento, de dispersión del poder, hasta que no broten algunas cuestiones naturales, es difícil ver qué pasará…

– ¿Cristina Fernández sigue siendo la conductora política…?

– Si Cristina quiere, tiene el derecho a presentarse y ser la conductora política. Mi sensación es que ella hoy no busca ser la líder de la oposición, nos viene hablando desde hace bastante tiempo de una forma diferente de la política. El 1 de marzo, cuando abrió las últimas sesiones ordinarias en el Congreso, dijo “le voy a dejar un país más cómodo para la gente, pero incómodo para los dirigentes”. Una frase que no se la tomó muy en cuenta, no la veíamos en su total magnitud y hoy a la distancia, nos damos cuenta de las dificultades que la dirigencia tiene. En una reciente nota televisiva, le habló al pueblo argentino, no a la militancia, marcando los matices o las diferencias que ella tiene respecto al gobierno de Macri, pero no con ser una oposición destructiva ni llamando a la oposición a hacer barricadas o hacer una resistencia inútil, si no que hay que empezar a entender que tenemos 2 modelos de país. Uno, que estuvo durante 12 años y que tuvo grandes logros y otro que encabeza el presidente Macri y anticipábamos la vuelta al liberalismo, a la apertura de las importaciones. No hablábamos de tarifazo, porque no nos imaginábamos que un presidente tomara esas decisiones. Nosotros veíamos al mundo con otra visión, buscando aunar con los mercados de países como Brasil, Bolivia, Uruguay, Chile y hoy se apunta a Estados Unidos, Inglaterra y Alemania, con los que se están tejiendo lazos. Me parece que se está buscando un mundo complicado y difícil tanto en términos económicos como políticos. Si Argentina toma decisiones equivocadas, repercutirá en la gente. En un mundo que tiene stock de sobra, que tiene mucha producción, no deberíamos abrir las importaciones, porque nos van a inundar con cosas y las que se van a perjudicar son nuestras empresas. Hay que mirar el mercado interno, inyectar el consumo, cuidar a las Pymes, ayudar a las economías regionales…

– ¿Cree que en el justicialismo ha faltado autocrítica después de la derrota de octubre?

– Los que estamos en política, hacemos autocrítica permanentemente. Ya desde la elección de agosto lo estamos realizando y discutiendo por qué no nos fue tan bien como creíamos. Hacer un plenario grande para una autocrítica es difícil que eso suceda…

– Algunos ven a Cristina Fernández presa…

– Uno ve las causas y no hay nada serio como para que la puedan detener. Sería más que nada una decisión política como venimos viendo hasta ahora, lo que es un error. No digo que aquel que comete actos de corrupción no debe ir preso, pero para eso hay un sistema penal, jueces, fiscales y demás. Tildar a todo un proyecto, de los últimos 12 años de corrupto por algunos casos, me parece que es mancillar a la política. En un gobierno donde se manejan tantos millones, donde hay secretarios, ministros y demás funcionarios, es difícil controlar todo y si sucedió un hecho, deben terminar presos y condenados con todo el peso de la ley. Ahora, hacer política permanente con esto no está bien. Por el otro lado, tenemos el caso del hoy ministro Aranguren, que se deje de comprar gas a Bolivia y que pase a comprarse a Chile, a un precio más caro y a la empresa Shell donde él es accionista, no es una cuestión menor.

– ¿Se necesitan leyes más duras para combatir la inseguridad?

– Aumentar las penas no es la solución para acabar con la inseguridad, que se termina con inclusión e igualdad de oportunidades. A nadie le gusta salir a robar o delinquir y si alguno le gusta hacerlo, es porque tiene algún trastorno. No creo que el hombre sea malo por naturaleza. En el Congreso hoy puede haber alguna discusión menor sobre temas de seguridad. Desde que está Macri hasta hoy, lo único que cambió es el tratamiento en los medios masivos de comunicación o los medios hegemónicos al trato de la inseguridad. Ya no se ve, como era durante el gobierno anterior, parecería que hay otro tipo de problemas…

– Hay detenidos que mataron o violaron y al cumplir la mitad de la pena ya quedan libres…

– Se tienen que dar varios requisitos para que eso se pueda producir. Hay reglamentos dentro del derecho penal, que establecen que la pena no es para castigo sino para reinserción y en función de eso trabaja todo el andamiaje del derecho penal, para reinsertar al reo y no para castigarlo.

– ¿Ya están analizando cómo se van a dar las elecciones legislativas de 2017?

– Hemos comenzado las charlas, no por las candidaturas, sino por la necesidad tanto de unos como de otros, de ganar la elección 2017. Será lo que va a dominar la escena política del año que viene. El PRO tiene la necesidad fuerte de ganar para poder consolidarse como gobierno de poder y la oposición necesita ganarle al macrismo para ponerle un freno a lo que consideramos que está mal. El gobierno nacional debería tener más sensibilidad social, que nos haría bien a todos los argentinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.