Gajardo: “Se hace hincapié en tres aspectos, la parte intelectual, moral y física de los futuros agentes de policía”

0
9

ROSARIO DEL TALA-escuelaLa División Escuela de Suboficiales de Policía “Gral. Francisco Ramírez”, que depende orgánica y administrativamente de la Dirección de Institutos Policiales, hoy a cargo del comisario general, Luis Esteban Albarrasín, fue creada por el Decreto Nº 1842 del 9 de junio de 1969 y en sus inicios funcionó en la capital entrerriana.

Posteriormente y tras las evaluaciones pertinentes el 14 de diciembre de 1990, por disposición de la Jefatura de Policía se trasladó a Rosario del Tala, teniendo dos funciones específicas, la capacitación de los cuadros intermedios, que comprenden desde la jerarquía de agentes a suboficial principal y la formación integral de los futuros agentes. Cabe señalar que el pasado lunes 9 de junio se realizó el acto protocolar donde se conmemoró el 45º aniversario de la institución, que contó con la presencia del intendente Oscar Rossetti; el secretario de Cultura de la provincia, Lic. Roberto Romani, entre otras autoridades de la Jefatura Departamental y funcionarios.

En diálogo con El Observador el comisario y jefe de esta División, licenciado Jorge Alberto Gajardo, quien está al frente de la institución desde el 24 de abril de 2013, tras el nombramiento efectuado por el Crio. Gral. Héctor Roberto Massuh, comentó que “este año comenzó el segundo curso con características especiales, tras la firma de un convenio marco de cooperación entre la Policía y el Consejo General de Educación, en el cual se establece el cursado del nivel secundario para los futuros agentes. Es decir que los ingresantes además de formarse como agentes de policía, tener un trabajo estable, paralelamente finalizan el secundario obteniendo el título de bachiller, lo que les permite además continuar una carrera universitaria. Había una amplia demanda de jóvenes interesados en ingresar a la fuerza policial y no podían concretarlo porque no poseían los estudios de nivel medio completo. Pero la bondad de este acuerdo y el excelente trabajo de gestión del jefe de la Policía, lograron hacer efectivo este beneficio”.

Sobre la matrícula el comisario Gajardo señaló que “tenemos 90 jóvenes aspirantes becados de distintos puntos de la provincia de 19 a 35 años, que ingresaron el 25 de febrero de 2014. En tanto egresaron el 22 de enero pasado con la nueva modalidad, 79 agentes con sus títulos correspondientes”.

La inscripción está abierta todo el año y el joven interesado, hombre o mujer, debe presentarse en cualquier Jefatura Departamental o Institutos de Formación y solicitar el formulario con las condiciones de ingreso, asimismo por cualquier consulta puede llamar a la División Escuela de Suboficiales de Policía al teléfono 03445-421357, al email escuelapoliciatala@hotmail.com.ar o a través de la página de Facebook del Instituto “Escuela de Suboficiales Per”.

– ¿Cuáles son los objetivos que apuntan desde la escuela?

– Se hace hincapié en tres aspectos, la parte intelectual, moral y física de los futuros agentes de policía. Es muy importante la formación de cultura general, lo netamente policial y lo educativo, pero a su vez contamos con un sacerdote que se encarga de realizar dos veces por semana charlas que tienen que ver con la espiritualidad y un profesor que les enseña sobre los valores tanto éticos, como humanos y morales, para que sean buenos funcionarios policiales, que sumado a la parte física y de instrucción, los jóvenes egresen de esta entidad psicofísicamente preparados para actuar en la sociedad. Por ello las actividades áulicas son intensas en la escuela y comienzan a las 6.00 con el dictado de las materias relacionadas con el ámbito policial y por la tarde las orientadas al nivel secundario, donde se viene trabajando en conjunto con la Dirección Departamental de Educación, para que la entidad cuente con los profesores respectivos. Se realizan las diferentes prácticas también por la mañana y la jornada educativa culmina a las 20.00, siendo a las 22.00 el horario donde los futuros agentes se van a descansar.

– ¿Cuándo les enseñan a los jóvenes a usar un arma de fuego?

– Ese trabajo va en forma progresiva y está a cargo de un profesor e instructor de tiro habilitado por el Ministerio del Interior de la Nación. Primero se comienza con la parte teórica y luego lo aprendido se lleva a la práctica en un polígono que tenemos en el Tiro Federal en Rosario del Tala.

– Un policía tiene que tener vocación y servicio. ¿Cuál es la forma que tienen desde la institución para que un joven se dé cuenta si está capacitado para continuar con la carrera?

– Luego de concretar una selección en Paraná, se convoca a los jóvenes en esta escuela, donde hay un periodo de adaptación y al ser un régimen de internado algunos lo superan y otros no y se retiran del lugar de manera voluntaria, porque se dan cuenta de que esta vocación no es para ellos. El año pasado se retiraron 20 jóvenes y este año 22, porque no se adaptaron al régimen implementado en nuestra institución. Además contamos con un examen de ingreso que prevé la revisación médica, un estudio psicológico donde se establece el perfil del ingresante y posteriormente se efectúa un examen de cultura general, para evaluar la admisión o no de los jóvenes.

– ¿Se aceptan mujeres en la institución?

– Solamente en 1994 hubo una promoción de 25 mujeres que se recibieron en esta escuela, pero en la actualidad el curso de formación policial para aspirantes femeninos se realiza en Paraná, desde los 19 a 35 años con un régimen de internado también.

– ¿Cómo son las instalaciones del edificio?

– Cuenta con dos habitaciones grandes para albergar a 100 personas en forma cómoda, la misma está equipada con aire, ventiladores, se colocaron placares; además tenemos un Salón de Usos Múltiples donde los jóvenes almuerzan, cenan y desayunan y se utiliza también para realizar diferentes actos. Asimismo en el edificio hay dos aulas con una capacidad de 50 alumnos cada una, se encuentran la oficina de guardia y diferentes espacios tanto de estudio como de logística, entre otros lugares para desarrollar las variadas actividades en forma adecuada.