Gabás (APYME): “Estamos en una situación crítica”

0
11

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) le envió una carta al presidente Mauricio Macri, en la que le expresaron su “profunda preocupación al ratificar (el primer mandatario nacional) cuál es el camino que propone para salir de la actual crisis. Los micro, pequeños y medianos empresarios constituimos parte esencial del tejido productivo en todo el país. A nuestras empresas les va bien cuando al conjunto de los argentinos les va bien, porque dependemos esencialmente del mercado interno y de la marcha de la economía real, esa que no aparece contemplada en el camino que usted ha trazado desde el inicio de su mandato y que ahora profundiza dejando el timón en manos del FMI… En estos primeros 30 días de gobierno, hay una certeza, se trata de desmantelar todos los elementos que dispone el Estado para intervenir efectivamente en áreas esenciales. Desde la perspectiva de las Pymes y los productores, lo primero que surge es la desorientación en cuanto a las variables en los planos  productivo, impositivo, financiero y de protección de la industria nacional”.

En diálogo con El Observador, el presidente en Entre Ríos de APYME, Manuel Gabás, expresó que “se necesita potenciar el mercado interno a través de la intervención del Estado en rubros sensibles, que generen más puestos de trabajo, más producción, todo lo contrario a lo que está haciendo ahora el gobierno. Estamos en una situación crítica”. El dirigente acotó que “nosotros venimos cuestionando este modelo y los resultados del mismo están a la vista de todos. Las ventas no repuntan, en ciudades como Paraná, hay comercios chicos y medianos que si no cerraron, se han retirado del microcentro y se tuvieron que instalar en los barrios, con alquileres más baratos. Hay comercios que están endeudados y lo primero que hacen, porque no tienen otra opción, es atrasarse en los impuestos, en el pago a los proveedores. La situación año a año se ha ido agravando y el salto mayor en la caída de ventas se dio en estos últimos meses. Y lo más preocupante es que las perspectivas no son alentadoras. El sector asalariado es la clientela más importante que tenemos, que ha perdido el poder adquisitivo, por lo que se consume menos. Y esto afecta a todos por igual, no solamente a los comercios, sino también a los talleristas, pequeños fabricantes, metalúrgicos, porque lo que nos está pasando nosotros en los comercios, se replica en nuestros proveedores, ya que cada vez les compramos menos y más distanciado. Y ellos además tienen otro problema, que es la competencia del exterior, en rubros tales como calzados, marroquinería, juguetes… Y a todo ese combo, hay que agregar que sufrimos el alto costo financiero, con aumentos abruptos en la tasa de interés”.

– ¿Ven alguna solución en el horizonte?

– Se necesita cambiar de modelo y ocuparse para tener un país industrial. Si vamos a seguir con la receta del Fondo Monetario Internacional, no vamos a encontrar la salida. Al sistema financiero, lo único que le interesa es que el Estado recaude para pagar los intereses. Después, que haya una política de industrialización, no les viene ni les va. Hoy el gobierno lo único que está abocado es a cubrir el retorno que le exige el FMI, cuando la solución, para nosotros, es todo lo contrario. El asalariado tiene que recuperar la capacidad adquisitiva. Veamos el ejemplo de un empleado de comercio, que en julio – agosto de 2015 ganaba un sueldo inicial equivalente a U$S 950 y en la actualidad, no llega a U$S 500. El del empleado de comercio es un sueldo testigo, de cómo se ha reducido la capacidad de compra y eso impacta en el comercio, en las pymes, que hoy no tenemos nada para festejar, al contrario, tenemos mucha incertidumbre, no tenemos el futuro resuelto y es el propio gobierno que está anunciando que vamos a tener todavía períodos muy críticos. Otra cuestión a analizar es que los precios mayoristas en los últimos meses han aumentado más que los minoristas, que se da, porque el comerciante no puede aumentar más, porque no vende nada y en algún momento eso se tiene que equilibrar. Esta semana, como para agregar más problemas, tuvimos un nuevo aumento del combustible, eso genera más inflación, es decir, no hay perspectivas que haya más circulantes en el mercado interno…

* La nota completa en edición impresa de El Observador del Litoral, de este viernes 5 de octubre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here