Fumigaciones: Intendente Ramón Barrera explica experiencia de Colonia Elía que se podría replicar en todo ER

Con el objetivo de controlar efectivamente las aplicaciones de fitosanitarios, la Municipalidad de Colonía Elía desarrolló un protocolo y conformó un equipo de “Protección Ambiental”, en la que además de los funcionarios y personal de la comuna participan el Juzgado de Faltas local, la Policía, Bomberos, Centros de Salud y UNER (C. del Uruguay).

Días pasados, la ministra de Gobierno y Justicia, Dra. Rosario Romero; los secretarios de Producción, Álvaro Gabás y de Ambiente, Martín Barbieri y el jefe de la Policía, Gustavo Maslein, se reunieron con el intendente de esa ciudad, Ramón Barrera, ya que la experiencia de esa localidad, dado los resultados obtenidos, sería tomada como “prueba piloto”, para que luego pueda ser replicada en otros departamentos.

En diálogo con Canal 6 ERTV, Barrera explicó que “nos encontrábamos con muchas situaciones y 2 posturas encontradas, pero ambas muy respetables, cada uno defendiendo desde su lugar, sus intereses. En esa instancia, decidimos comenzar a trabajar, buscando servir como eslabón de unión en una cadena donde todo tiene que funcionar, con el Estado protegiendo a la gente y el productor trabajando. Tenemos una amplia zona rural y de hecho, anteriormente, en el Departamento Uruguay tuvimos algunos hechos lamentables (por aplicaciones de agroquímicos), que generaban inquietudes en los vecinos. Lo que hicimos no es para pelearnos con nadie, sino para tratar de colaborar y encontrar soluciones. Puntualmente, contamos en la localidad con una ordenanza que establece algunas cuestiones fundamentales en esta materia. Tenemos un registro de aplicadores, que cuando debe realizar su actividad en nuestra jurisdicción, debe anunciarlo. Nosotros tomamos la receta, nos ponemos de acuerdo en cuándo se hará la aplicación y vamos ese día, con una central meteorológica portátil. Le ponemos un GPS a la máquina y monitoreamos desde una central. Se comienza el trabajo, teniendo en cuenta la densidad del viento, la humedad, es decir, todo lo necesario para saber si está en condiciones óptimas. También le fijamos un radio determinado y si se sale del mismo, se dispara una alarma que nos indica que estamos en un alerta y nos hacemos presentes en el lugar con el sistema de seguridad urbana, la policía y se labran las actas correspondientes. Dentro del registro que nos deja la geolocalización, hicimos un trabajo de terreno con los alumnos de una facultad de la UNER (C. del Uruguay) y se logró tener un registro de las viviendas, escuelas y establecimientos rurales. Lo que buscamos y necesitamos es que el productor siga produciendo de manera responsable y nosotros hacer nuestro trabajo, protegiendo a la población y podemos decir que este sistema, está dando los resultados que esperábamos”.

Barrera comentó que “le habíamos presentado esta propuesta a la ministra Rosario Romero, a quien le interesó tanto el proyecto, que se comprometió a visitarnos y así lo hizo. Le demostramos con la práctica cómo funciona y se fue con la idea de replicarlo a nivel provincial». 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.