Fuertes quejas de crespenses por multas que pretenden cobrarles en Buenos Aires

0
125

Se multiplican por miles en el país, los casos de personas que reciben actas por presuntas infracciones de tránsito en Buenos Aires y que aseguran no haberlas cometido, por la simple razón de que no habían estado allí con sus vehículos. Hace un par de años se generó una psicosis, cuando miles de argentinos recibieron notificaciones desde la Dirección General de Administración de Infracciones, perteneciente al Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, a través de las cuales se emplazaba a presentarse dentro del décimo día de notificado ante la Oficina de Trámites Prejudiciales. La falta de respuesta a ese aviso, daba lugar a la posibilidad de que se les inicien acciones judiciales. Muchos, asesorados por abogados, hicieron su descargo y los pedidos prosperaron y otros, para evitar consecuencias, optaron por pagar, pero a sabiendas que no habían cometido la falta.

Días pasados, el comerciante crespense Juan Carlos Miño se presentó a realizar la renovación de la licencia de conducir. En ese momento se enteró que el trámite no podía efectuarse, debido a que tenía impaga una infracción cometida en Buenos Aires, pero llamativamente el vehículo “sancionado”, el día de la supuesta infracción, estaba en Crespo, en un taller mecánico.

“Este es un reclamo generalizado que he podido detectar en nuestro negocio, porque hablando con otros vecinos, me han comentado que sufrieron situaciones similares” expresó Miño, quien contó que “me informan que la infracción fue cometida en una avenida que no conozco y en la que nunca estuve. Lo cierto es que esa infracción trabó la renovación de mi licencia de conducir. Esto me ocurrió a fines de noviembre y estuve un mes haciendo trámites, mandé más de 10 mails. Presenté mi queja a través de un 0800, las chicas de Buenos Aires que me atendieron fueron muy amables, pero no me dieron una respuesta a mi pedido. Uno quiere que le muestren alguna foto u otro dato que sea más fehaciente, pero siempre estuve con un paredón enfrente y no pude llegar a lograrlo. Y como tenía que renovar el carnet, tuve que abonar la multa, de $ 1.672. Es una estafa, por una infracción que no cometí y voy a tratar de pelear para que esto salga a la luz. No pude hacer mi descargo porque no me dieron esa posibilidad, he mandado cartas documentos, pero seguramente quedaron cajoneadas. Hay mucha gente que ha pagado infracciones para poder tener el carnet, porque no les quedó otra. Lo que pido es que si el municipio de Crespo está dentro de este sistema, debería ver cómo ayudar. Tuve un diálogo con la vice-intendente, Dra. Mariela Hildermann y hablé con la gente de Tránsito. No es para hacer de esto un conflicto, pero sí para defender que no pase más. Demasiado ya nos ponen la mano en los bolsillos en todo sentido y con esto, es como que la gota colma el vaso. ¿Hasta cuándo nos van a seguir manoseando de esa forma? Vuelvo a decir, es una estafa que nos hacen a los ciudadanos. La Legislatura debería tomar cartas en el asunto, no pretendo que se me devuelva el dinero ni nada de eso, pero que dejen de hacer estas cosas. Tengo pruebas que esta infracción no existió”, dijo en declaraciones a “Hora de Noticias” de Canal 2 CVC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here