Frente para la Victoria propone fomentar en Crespo la producción agroecológica urbana y rural

Con la firma de las concejales Gloria Waigel y Virginia Stricker, el bloque de ediles del Frente para la Victoria presentó en la última sesión del HCD de Crespo, un proyecto a través del cual propone la creación de un programa de fomento de la producción agroecológica urbana y rural, estableciéndose una zona de agricultura ecológica comunitaria. En la iniciativa piden además que se disponga de un espacio de la comuna para la puesta en funcionamiento de una huerta urbana agroecológica “con el objeto de producir alimentos sanos y que éstos sean accesibles a la comunidad en general”. Dicho emprendimiento, “dependerá de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ambiente (o la que en adelante la reemplace) y el personal será seleccionado y coordinado por un profesional o persona idónea, que dicha oficina nombre, debiendo tratarse de personas dispuestas a comprometerse con la agroecología y a capacitarse en la materia”.

Lo producido, señala el proyecto, “estará disponible para la venta a la población, pudiendo programarse ferias con cierta periodicidad, siendo lo recaudado destinado a auto-solventar estos emprendimientos”.

Por otra parte, piden que se cree el Registro Municipal de Productores Agroecológicos, “donde deberán inscribirse todos los productores que deseen participar de las políticas públicas agroecológicas, para recibir diversos planes, asesoramiento, ayuda económica, créditos y subsidios, acceder a lugares de venta, tanto locales como ‘ferias verdes’, exposiciones, encuentros locales y regionales, entre otros”.

Desde el Programa Municipal de Fomento de la Producción Agroecológica, “se podrá hacer el seguimiento de los distintos establecimientos inscriptos, verificando que se cumpla con el protocolo consensuado de producción agroecológica y otorgará un sello de origen a todas las materias primas y alimentos que cumplan con los requisitos establecidos, en forma gratuita”.

 

Por agroquímicos    

 

Asimismo, las mismas ediles presentaron el mes pasado, un proyecto a través del cual solicitan que se prohíba “la utilización de cualquier fertilizante y plaguicida de síntesis química, como herbicidas, insecticidas (agroquímicos), a una distancia no menor de 1.000 metros por fuera del límite de la planta urbana, en los cultivos de alimentos y/o en cualquier tipo de cultivo intensivo que requiera la utilización de pesticidas peligrosos”.

En uno de sus artículos se faculta al DEM a través de las áreas correspondientes, “a realizar campañas de concientización sobre los tratamientos alternativos para el control de malezas e insectos, tendiente a lograr una mejor calidad de vida de los habitantes a partir de la defensa del medio ambiente y establecer convenios con CONICET, INTA, SENASA o cualquier organismo público o privado, para control y estudio del suelo, agua y aire”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.