Fitosanitarios: Rodríguez Signes promueve monitoreo en tiempo real de las aplicaciones para mejorar controles

0
53

En Entre Ríos, hay incertidumbre en el sector productivo entrerriano, por el fallo del Poder Judicial, que aceptó la demanda del “Foro Ecologista” y la “Asociación Gremial del Magisterio”, en rechazo al decreto del Ejecutivo Provincial, que establecía distancias límites de 100 y 500 metros, para las fumigaciones terrestres y aéreas alrededor de escuelas rurales. Con esa resolución, quedó firme una anterior sentencia de la Sala II en lo Civil y Comercial de Paraná, que establecía la prohibición en una distancia de 1.000 y 3.000 metros respectivamente.

El fiscal de Estado de la provincia, Dr. Julio Rodríguez Signes en una entrevista con Jésica Roth para el programa televisivo “Diario 6” de Canal 6 ERTV, confirmó que se está en el tramo final de la elaboración de un nuevo decreto. “Con el aporte de la Secretaría de Salud, de Ambiente, Producción, INTA, CONICET, Ministerio de Agricultura de la Nación, recopilamos más información para la elaboración de un nuevo decreto, en el que reforzamos una idea que ya estaba en la anterior norma. En el tema de las aplicaciones de plaguicidas, lo que la Provincia tiene que garantizar, es que se evite el contacto directo del producto con las personas. Se habla que el Instituto Internacional del Cáncer, ha cambiado de categoría el glifosato y lo ha puesto entre los probables factores cancerígenos. En toda esa discusión yo no ingreso, porque es competencia de la Justicia Federal y del gobierno federal. La habilitación de esos productos no le corresponde a la Provincia, sino a la autoridad nacional, que en este caso es el SENASA. Partimos de la base que están los habilitados y otros que están fuera de la certificación. Lo que sí nos tenemos que ocupar, es que no haya contacto directo de las personas con el producto tóxico. En esa línea de trabajo, lo que buscaremos será intensificar los medios de control y las condiciones de aplicación de los productos. Una de las cosas que estamos propiciando, es que la Provincia haga un monitoreo en tiempo real on line de la aplicación, que sabemos que no es libre, sino que se hace según la receta agronómica que la ley establece. Estamos trabajando en los métodos para intensificar esos controles, en especial en los inmuebles que estén cerca de las escuelas” señaló.

– ¿Quién y cómo se realizaría ese control?

– Cada máquina aplicadora debe estar homologada y registrada y se puede incorporar la tecnología, para que emita la información de la aplicación en tiempo real, por lo que la autoridad puede controlar la misma inmediatamente, sin burocracia, sin omisiones. Hoy hay tecnología disponible para eso y además, se tendrá un “Comité Centinela”, que está más pensado para las Escuelas Agrotécnicas, que tienen otra realidad, que cuentan con una superficie alrededor de sus establecimientos, destinada a los cultivos, que a su vez financian su funcionamiento y que no pueden aplicar los productos, como la “Escuela Las Delicias” de Gobernador Etchevehere, que es una institución modelo y que hoy está impedida de aplicar plaguicidas. En el caso de esas escuelas, vamos a someter a una “Unidad Centinela” la regulación y la aplicación específica…

– ¿Hay cultivos que van a tener diferenciación?

– No es lo mismo la citricultura, que el arroz, la soja, el arándano. Cada uno debe tener una regulación propia. Pero en líneas generales, el INTA ha hecho muchas experiencias sobre la deriva, el movimiento o la distancia que recorre la gota del producto en ciertas condiciones meteorológicas. Está establecido que hay una distancia promedio que mantener de 20 metros para las aplicaciones terrestres y de 40 para las aéreas. Nosotros, con las regulaciones que estamos planteando, estamos excediendo mucho esas distancias que han surgido de experiencias científicas. En general, puedo decir que con esas distancias que estamos proponiendo, se evita el contacto directo, que es lo que estamos intentando regular mediante este proyecto. Desde la Fiscalía lo que buscamos es resolver los “puntos débiles” que el Poder Judicial a través de la sentencia nos fue marcando, especialmente que le garanticemos que la distancia que se establezca y condiciones de la aplicación, no causen perjuicios a la salud humana…

– ¿Hay una situación similar en otras provincias o países?

– Me interesó el caso de la República Oriental del Uruguay, donde se utilizan técnicas de control de aplicaciones, tanto terrestres como aéreas. Se hace un monitoreo online, lo que me parece muy positivo. En la Comunidad Económica Europea lo que se hace es intensificar también los controles. Hay otros proyectos sobre prohibición o no de glifosato, pero en esos temas no ingreso, porque la Procuración de la Corte Suprema de la Nación estableció que ese tipo de decisiones son de rango federal. Por ejemplo, la municipalidad de Gualeguaychú sancionó una ordenanza la cual prohibía el uso del glifosato en el ejido municipal… Nosotros estamos más que nada abocados es al tema del ejercicio del poder de policía sobre las aplicaciones…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here