Facundo Rodríguez va a la conquista de nuevos desafíos mundiales

0
0

Facundo Rodríguez tuvo un notable 2011 donde llegó a participar del Mundial de Duatlón en Gijón (España). “Una experiencia jamás soñada”, declaró en aquel momento. Pero el conformismo con lo realizado, no es un concepto valedero en el glosario deportivo del atleta crespense. En este 2012 comenzó la preparación hacia dos competencias internacionales de duatlón, una en Suiza y la otra en Francia. “Este año sin dudas será único para mi, trabajo para estar en dos mundiales de duatlón: 2 de septiembre en Suiza y 22 de septiembre en Francia. Pero si todo va bien, en mayo iremos al Sudamericano de Brasil”, lanzó en Facebook para que todos se enteren de sus futuros propósitos.

“Siempre trato de motivarme y una de las formas es ponerse objetivos a cumplir. Son metas complicadas, las cuales me gustan porque cuando se logran tienen un valor agregado”, explicó Coco ante la pregunta de El Observador Deportivo. “Tengo planeado para el 2 de septiembre participar en el Campeonato Mundial de Duatlón de larga distancia en Zofinge (Suiza). Me ayuda el hecho de tener contactos con gente que está radicada en el lugar, quienes me facilitarán el alojamiento. El aspecto económico es fundamental para estas metas deportivas que uno se puede trazar por lo que es una mano importante que recibiré”.

La competencia es de 10km. de pedestrismo, 150km. de ciclismo y 30km. de pedestrismo. “Esta prueba es como el Iron Man del duatlón, es mítica con muchos años de historia. Si todo sale como lo tengo planificado, estaremos en las 6 horas 40 minutos de recorrido. Si el entrenamiento va sobre rieles y no ocurre nada extraño, podremos efectuar una carrera que me ubique entre los 10 primeros de la general. Actualmente por una cuestión fisiológica y de edad, no estoy en condiciones de mejorar mucho mis tiempos. Me queda sacar provecho a la resistencia y a ello estamos apuntando”, agregó.

Estando en Suiza, Rodríguez le sacará provecho al calendario deportivo y a la cercanía geográfica. En Francia, específicamente en Nancy, el 22 de septiembre lo aguarda otra carrera interesante: “Competiremos en el Campeonato Mundial de Duatlón pero de distancia olímpica. Es igual al que estuve participando el año pasado en España. A este en particular, lo haremos con menos expectativas porque naturalmente sufriré un desgaste físico, teniendo en cuenta la prueba anterior en Suiza. Todo dependerá con qué entrenamiento llegue al primer desafío y qué grado de recuperación logre en esos 20 días”.

Pero no solo en el Viejo Continente habrá historias épicas, ya que podría estar presente en Brasil: “Surgió un tercer objetivo internacional que de realizarlo, será para tener una nueva experiencia, igualmente siempre cuando estoy en la línea de largada, voy por lo mejor que pueda hacer. Un grupo de personas de Paraná está tratando de ver la posibilidad de viajar al Campeonato Sudamericano de Duatlón del 13 de mayo en Porto Alegre (Brasil). Ese será otro desafío para el 2012”.

Con el propósito de tener un buen rendimiento y estar acorde a lo que demanda el larga distancia de Suiza, su preparación diaria es sumamente más exigente: “Al ser una prueba de extensa duración, el entrenamiento varía en sus volúmenes e intensidades semanales ya que se incrementan sus tiempos y el kilometraje. Se trabaja con ritmos más altos profundizando lo aeróbico. Cada práctica apunta a mejorar los tiempos de cada fase del duatlón y el propósito es incrementar la resistencia física”, explicó Facundo.

En cuanto a las urgencias monetarias, esta vez tiene a su favor el rodado que pudiera adquirir el año pasado cuando compitió en España. “Hoy puedo contar con una bicicleta en condiciones acorde a estos eventos internacionales”, comentó. La tarea, llegado su momento, apuntará a reunir fondos para viajes, traslado y estadía.

Nuevamente Facundo Rodríguez será el abanderado deportivo de estas tierras en el lejano mundo. Otro ejemplo para argumentar aquella hipótesis: quien se propone un objetivo, por más difícil que sea, con sacrificio y esmero se lo puede alcanzar. Pasa por la voluntad y el espíritu del ser humano, pasa por una cuestión de actitud, la que Coco desprende en cada paso de sus largas horas de entrenamiento diario. Un año lleno de metas, un 2012 para cumplir nuevos sueños.

* Por Mauricio Jacob

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here