Explican cómo y qué sectores productivos afectó la inundación

0
0

???????????????????????????????Amadeo Nicora y Héctor Espina, presidente y director nacional del INTA respectivamente, participaron de una reunión en el Ministerio de Agroindustria de la Nación para analizar la situación por las crecientes de los ríos Paraná y Uruguay y planificar medidas preventivas para los próximos meses.

 

Nicora destacó la iniciativa del ministerio para convocar a los funcionarios provinciales de las zonas afectadas y, así, dar respuesta a las necesidades del sector rural. Además, remarcó el compromiso de la Secretaría de Agricultura Familiar para “atender prontamente las urgencias de los productores afectados”.

Desde el INTA, Pablo Mercuri –director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA Castelar– presentó los mapas de las precipitaciones recibidas y las estimaciones para el mediano plazo. “Se espera un otoño con muchas complicaciones porque, aparentemente, todos los pronósticos indican que la zona nordeste continuará con registros de lluvias superiores a lo normal”, señaló Nicora.

En este sentido, el presidente del INTA explicó que el instituto, junto al Senasa y autoridades provinciales acordaron la realización de una campaña de concientización sobre vacunación contra aftosa para proteger a los rodeos. De igual modo, ponderó el rol del INTA para trabajar en las estrategias de prevención y resaltó “lo importante que es, en estas circunstancias, el haber tomado medidas anticipatorias y el compromiso a futuro de continuar con esta tarea”.

En Entre Ríos, según lo informado por la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, el caudal evacuado por la represa comenzará a disminuir paulatinamente, al igual que el nivel de agua en el puerto de Concordia.

“Este pronóstico nos permite pensar que, en adelante, el río continuará en baja y comenzará a retirarse de las zonas anegadas; tanto el lago como la represa permiten contener el agua que viene desde el norte y ahora la perspectiva es recomponer los daños que causaron las inundaciones”, explicó Guillermo Meier, director del INTA Concordia.

El profesional explicó que la citricultura registró pérdidas de plantas luego de estar tanto tiempo bajo agua. “La producción de este año se verá afectada no sólo por la creciente del río, sino por la cantidad de lluvias, por encima de la media, que hubo en la zona entre noviembre y diciembre e impidió la realización de la fertilización, procesos de cura y poda”, indicó.

Además, los productores hortícolas también sufrieron consecuencias en cultivos a campo y en invernáculos tanto por las inundaciones como por la gran cantidad de lluvias registradas en los meses previos.

Por su parte, las inundaciones también afectaron las plantaciones forestales implantadas en 2015 que estuvieron bajo el agua y alteraron el funcionamiento de la cadena forestal.

En la ganadería y la apicultura, el desborde de ríos y arroyos obligó al traslado de animales y colmenas a terrenos más altos. “Como esto pudo hacerse con tiempo, no hubo pérdidas de cabezas de ganado, pero sí la complicación de conseguirles otro lugar, trasladarlos y planificar el engorde”, acentuó Meier.

Además, destacó la articulación con el Ministerio de Agroindustria y otras entidades como el INTI y Senasa y remarcó que ya se trabaja en el armado de materiales con recomendaciones de manejo específicas para cada tipo de producción afectada. Esta información comenzará a circular por los medios regionales y por medio de la mesa de gestión local que  acompaña a los productores en el territorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here