Evo Morales: «Estoy dispuesto a volver a Bolivia para pacificar y no ser candidato»

Asilado en México, el expresidente de Bolivia se refirió al escenario que atraviesa el país y llamó a las Fuerzas Armadas a parar las represiones en las calles.

Con apenas unas horas en la ciudad de México, quien gobernara el Estado Plurinacional de Bolivia durante trece años, nueve meses y 18 días se pronunció desde el Palacio del Ayuntamiento en lo que fue su primera entrevista a partir de la necesidad de abandonar el país.

Todavía activo en sus consideraciones sobre un eventual retorno a Bolivia, Morales analizó los hechos transitados desde el golpe de Estado ocurrido hasta la autoproclamación de Jeanine Áñez como mandataria en funciones.

“El golpe de Estado empezó el 21 de octubre, después de las elecciones, con la falsa acusación de que había fraude. Ahora me doy cuenta de que la denuncia es el verdadero fraude. Durante dos semanas, se va intensificando y el golpe se consuma cuando la policía se amotina y pasa a ser golpista”, partió por señalar.

En diálogo con El País, el ex mandatario recalcó que ocurridas las elecciones, convocar a los partidos que habían obtenido representatividad parlamentaria “para evitar muertos y heridos, yo digo que no haya segunda vuelta sino elecciones y sin Evo candidato, con nuevos miembros del tribunal electoral. Y siguieron agrediendo”.

En esta línea marcó también su sorpresa con el accionar del comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y su “sugerencia”:  “No lo puedo entender, tenía buenas referencias del general Kaliman. Yo había hablado con las Fuerzas Armadas, me dijeron que ellos se iban a mantener ahí. Después, pidieron mi renuncia. Es otra prueba más del golpe”.

Sobre los hechos que están teniendo lugar por estos días en las calles, Morales prioriza que “lo primero es que pare de haber muertos y heridos. Es responsabilidad del Ejército y la Policía Nacional. Con un presidente indígena nunca pensaron en el toque de queda, en el estado de sitio”.

“Dan el golpe de Estado para defender a la gente pudiente. Usan los aviones y helicópteros para amedrentar al pueblo. Esto es un problema de clases”, continuó.

Consultado sobre su estadía en México y la intención de quedarse en este país, Evo es contundente: “Ahora mismo quiero irme. Si puedo aportar a la solución pacífica, después de mi renuncia, lo haré”.

“He renunciado y sigue la violencia. Estoy dispuesto a volver a Bolivia para pacificar y no ser candidato”, cerró (Fuente: Filo News).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.