Estudiantes rosarinos arman termotanques solares y los donan a familias carenciadas

0
162

En el marco de un proyecto universitario, estudiantes de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) comenzaron a fabricar termotanques solares con materiales reciclables y los donan a familias carenciadas

Poner en práctica los conocimientos aprendidos y dar una mano a los más necesitados son los dos ejes que mueven esta iniciativa que comenzó el año pasado y se potenció en 2019. Se trata de artefactos que permiten calentar el agua utilizando la energía solar, y la dejan disponible para el uso doméstico de una familia de hasta de cinco integrantes.

Lo destacado del proyecto es que son fabricados a partir de la recolección y reutilización de botellas plásticas, mangueras de polietileno, tarimas de maderas y acoples plásticos. Estos materiales reciclables representan el 70% del producto final, según consignó el sitio de la UNR.

¿Cómo funcionan? Una parrilla recolectora con mangueras lleva el agua hasta las botellas, donde quedan expuestas a los rayos solares. Luego de 15 minutos, el agua empieza a calentarse, el fluido se dilata y baja su densidad.

Dentro de un depósito de 200 litros, el agua más caliente sube y queda habilitada para el uso. Tras alcanzar entre 50° y 60°, el agua queda almacenada con esa temperatura por hasta ocho horas.

Los chicos detrás del proyecto son Yoel Dezio, Jair Daryll, Lucas Ferreti, Alejandro Rodríguez Salas, Aarón Rodríguez, Juan Ruano y Esteban Acosta. “Desde el punto de vista de la ingeniería, no es el proyecto más avanzado, pero sí cumple un importante rol social”, señalaron los jóvenes al sitio Vía País.

Tras varias pruebas, llegó el momento de la colocación y el lugar elegido fue una casa de zona oeste. “La primera vez que salió el agua caliente no lo podíamos creer”, contaron y agregaron que ahora buscan replicar esta experiencia en viviendas de familias de bajos recursos.

Los beneficios del uso de este tipo de termotanques son múltiples, desde la no utilización de energía eléctrica ni de gas, hasta el reciclado de material descartado.

“Somos conscientes de la contaminación ambiental en la que vivimos y particularmente de que el plástico es responsable en gran parte de los residuos contaminantes que se acumulan en nuestro planeta. Nos llamó la atención la cantidad de botellas de plástico que se tiran en la calle. Cuando vamos de la Facultad a nuestras casas, las vamos recolectando”, apuntaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here