“Estamos a las puertas de un desastre”, afirman productores por la prohibición de aplicar agroquímicos en casi 300.000 has.

0
95

La Mesa de Enlace Provincial de entidades agropecuarios mostró su “profundo malestar” por la falta de respuestas, hasta el momento, del gobierno provincial, para que se firme un decreto reglamentario que “posibilite la producción en las casi 300.000 hectáreas que deja fuera del sistema un fallo del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos”, que prohibió las fumigaciones con fitosanitarios a menos de mil y tres mil metros de distancia de las escuelas rurales, según el método de pulverización.

 

 

“El enojo de los productores es enorme. Las entidades rurales frenamos a las bases que querían movilizarse a Paraná, pero hoy vemos que la decisión se demora y la situación se torna insostenible”, señalaron.

 

 

 

Para las entidades “hoy lo que se advierte entre los productores es una profunda indignación. No pueden esperar más. Tienen sus campos sembrados y esta demora sólo tiene un final: la pérdida de los cultivos. Debe tenerse en cuenta que en lo inmediato, a lo largo y ancho de la provincia nos encontramos con miles de productores que ya han sembrado y perderán sus cosechas por no poder realizar aplicaciones. Estamos a las puertas de un desastre”, afirmaron.

 

 

 

Los dirigentes rurales agregaron que “este decreto de reglamentación cuenta con la opinión y el asesoramiento de profesionales y de organismos técnicos como el INTA y las universidades. No se trata de un texto sin fundamento, todo lo contrario, es el producto de un trabajo concienzudo y con fuerte respaldo científico”, remarcaron.

 

 

 

Por último, indicaron que “en definitiva el sector agropecuario está paralizado a la espera de que el gobernador tome medidas, aunque tardías, en defensa de la producción”, al tiempo que advirtieron que “los productores estamos en asamblea permanente y analizando las próximas medidas de acción, ya que esta indefinición puede llevar a la ruina a miles de productores entrerrianos. La espera se ha transformado en agonía y merece una decisión política urgente. No hay más lugar para las dilaciones, miles de familias esperan con angustia la decisión del gobernador”, finalizaron.